Jueves, 8 de diciembre de 2016

| 2010/08/19 00:00

BP rematará en septiembre el sellado del pozo en Golfo de México

El avance de esta operación se había retrasado hasta ahora por la indecisión de los expertos respecto a si debían cambiar antes el preventor fallido, situado en la cabeza del manantial.

BP rematará en septiembre el sellado del pozo en Golfo de México

BP pondrá en marcha a principios de septiembre la operación final para rematar el sellado del pozo que provocó el vertido en el Golfo de México, señaló hoy el almirante retirado Thad Allen, encargado de dar la respuesta del Gobierno de EE.UU. al vertido.

Allen, que el miércoles se mostró enfático al señalar una fecha límite para concluir la operación 'bottom kill', que clausurará la parte inferior del pozo, indicó que el Gobierno ha llegado a un acuerdo con BP para ponerla en marcha en los primeros días del próximo mes.

"Hemos acordado una secuencia de acción para asegurarnos de que podemos hacer frente a cualquier tipo de presión que se genere (en el pozo). Si todo va bien, concluiríamos la operación a principios de septiembre", dijo el almirante retirado en una conferencia de prensa en Washington.

Allen emitió hoy una directiva por la que autoriza a BP a reemplazar el preventor del pozo, es decir, el sistema de válvulas que impide que la presión se descontrole.

El avance de la operación de sellado se había retrasado hasta ahora por la indecisión de los expertos respecto a si debían cambiar antes el preventor fallido, situado en la cabeza del manantial.
Antes de proceder a reemplazarlo, los equipos de ingenieros deben completar un análisis de la presión ambiental en el depósito, que comenzó este jueves y durará 48 horas, según confirmó Allen.

Los ingenieros están preocupados por la posibilidad de que el cemento con el que sellaron la boca del manantial hace dos semanas haya atrapado "hasta 1000 barriles de petróleo" en el espacio que separa la tubería principal del pozo y las capas que la protegen, explicó.

Para aclarar estas dudas, el Gobierno dará luz verde en los próximos días a una operación llamada "de pesca", que evaluará el estado de la tubería antes de cambiar el preventor y comprobar su resistencia.

Los equipos retomarán entonces el excavado de un pozo auxiliar que se encuentra a unos 15 metros de distancia de la parte inferior del depósito, para conectar ambos conductos y proceder con el sellado definitivo de la base.

"Estamos muy, muy cerca del final de este desastre", aseguró Allen. 

EFE.


¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.