Domingo, 4 de diciembre de 2016

| 2016/04/27 22:01

EE. UU. trabaja para evitar el contagio del zika en los Juegos de Río 2016

El gobierno de ese país proporciona información sobre los riesgos del virus para que atletas y visitantes no se vean afectados.

El virus fue descubierto en 1947 en el bosque Zika de Uganda. Foto: SEMANA

El gobierno de EE.UU. está trabajando para evitar que los atletas y los aficionados que participarán dentro de cien días en los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro contraigan el zika, dijo hoy a EFE la secretaria del Departamento de Salud, Sylvia Burwell.

“Estamos trabajando con el Comité Olímpico y otros para asegurarnos de que los atletas y los que apoyan a los atletas tengan la información necesaria sobre cuáles son los riesgos del zika”, resaltó Burwell, que encabeza el Departamento de Salud y Servicios Sociales desde junio del 2014.

En concreto, Burwell indicó que Estados Unidos está proporcionando información sobre los riesgos para las mujeres embarazadas o en edad fértil, dado que el mayor riesgo conocido del virus es que puede causar microcefalia (bebés con la cabeza menor de lo normal) y otras enfermedades congénitas.

La titular de Salud también hizo referencia al posible vínculo del zika con el síndrome Guillain-Barré, un trastorno neurológico cuyos efectos pueden variar desde una sensación de debilidad en las piernas hasta parálisis o incluso la muerte.

Debido a estos riesgos, Burwell destacó que todos los estadounidenses que viajen a países con zika, incluidos los aficionados que irán a los Juegos Olímpicos, deben de extremar las precauciones, usar repelentes, permanecer en lugares con aire acondicionado y llevar ropa de manga larga.

“Hay que asegurarse de que no hay agua estancada”, añadió Burwell, haciéndose eco de uno de los puntos sobre los que ha puesto énfasis el Comité Olímpico Internacional (COI) de cara a los Juegos Olímpicos, que comenzarán justo dentro de cien días.

El organismo olímpico dijo en febrero que estaba estudiando cómo implantar “medidas” para tratar las bolsas de agua estancada alrededor de las sedes olímpicas, donde vive el mosquito Aedes aegypti, que transmite el zika y que también causa el dengue y el chikunguña.

Precisamente, en febrero, la Organización Mundial de la Salud (OMS) anunció una emergencia sanitaria internacional por el zika y varios comités olímpicos nacionales, incluido el de Estados Unidos, expresaron su preocupación por la salud de los atletas.

El virus, que fue descubierto en 1947 en el bosque Zika de Uganda, puede provocar fiebre, ojos rojos sin secreción y sin picazón, erupción cutánea con puntos blancos o rojos y en menor frecuencia dolor muscular y articular.

Aunque el virus del Zika se transmite principalmente a través de la picadura del mosquito del género Aedes, la exposición a fluidos corporales como orina, sangre, semen, líquido amniótico y saliva de una persona infectada puede llevar al contagio, advierten los Centros de Control y Prevención de Enfermedades (CDC) de EE. UU.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.