Lunes, 23 de enero de 2017

| 2016/06/25 00:00

'Brexit': Dos ganadores y un entierro

Mientras que el populista Nigel Farage y el exalcalde de Londres Boris Johnson celebran el triunfo del ‘brexit’, el primer ministro, David Cameron, carga la cruz de la derrota.

Boris Johnson, Nigel Farage y David Cameron. Foto: A.P.

David Cameron accedió a organizar el referendo sobre la salida del Reino Unido por dos razones: para acallar a sus contrincantes dentro del Partido Conservador, y para evitar que continuara el éxodo de votantes hacia el Partido de la Independencia del Reino Unido (UKIP). Sin embargo, solo consiguió crear un terremoto político que silenció su voz y acabó con su carrera.

Por un lado, la victoria del leave (irse) puso en el centro de todas las miradas a Boris Johnson, un extravagante conservador conocido como el ‘Donald Trump británico’, y la cabeza visible de la campaña para abandonar la Unión Europea (UE). Por el otro, le hizo vivir a Nigel Farage, el líder del UKIP, el día más feliz de su vida. “El 23 de junio quedará en nuestra historia como el día de la independencia”, dijo el viernes en la mañana.

Consecuentemente, Cameron anunció que renunciaría a su cargo en octubre y dijo que le correspondía a su sucesor decidir cuándo iba a activar la salida de su país de la Unión Europea.

Farage y Johnson decidirán el futuro del Reino Unido. Y eso significa en lo inmediato hacerse cargo de la separación efectiva de su país de la UE, un proceso inédito y complejo, que además podría tomar varios años en concretarse. Desde ya, este se anuncia polémico, pues mientras Johnson –que tiene todo consigo para suceder a Cameron– dijo que “no había prisa”, el presidente de la Comisión Europea, Martin Schultz, dijo que “ese no era un asunto exclusivamente británico. No tiene sentido esperar hasta octubre”.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.