Jueves, 8 de diciembre de 2016

| 2010/06/25 00:00

British Airways hace una nueva oferta al personal de cabina para evitar más paros

La nueva oferta incluye un periodo de dos años, a partir del mes de febrero de 2011, durante los cuales la aerolínea garantiza aumentos del salario básico, a lo que hay que sumar los incrementos anuales ya pactados para el salario general.

British Airways hace una nueva oferta al personal de cabina para evitar más paros

British Airways (BA) hizo hoy una nueva oferta negociadora a Unite, el sindicato que representa a su personal de cabina, para tratar de evitar más paros a partir de agosto en protesta contra el deterioro de sus condiciones laborales.

BA, que ha perdido 150 millones de libras (unos 181 millones de euros) a causa de las 22 jornadas de huelga celebradas desde el pasado mes de marzo, explicó en un comunicado que su nueva oferta incluye cambios sobre el esquema retributivo de los trabajadores.

El principal es que la aerolínea ofrece un pago por adelantado para garantizar que los tripulantes no perderán dinero de las dietas que reciben por sus viajes cuando se amplíe la plantilla con los nuevos trabajadores que serán contratados a partir del otoño.

Por contra, BA ha retirado su propuesta de incrementar el número de tripulantes en determinados vuelos a costa de reducir las dietas.

La nueva oferta también incluye un periodo de dos años, a partir del mes de febrero de 2011, durante los cuales la aerolínea garantiza aumentos del salario básico, a lo que hay que sumar los incrementos anuales ya pactados para el salario general.

British Airways explicó que ya está ofreciendo estas medidas de manera individual al personal de cabina que no pertenece a Unite y que está instando a los miembros de Unite que deseen acogerse a la oferta que hagan oír sus puntos de vista al sindicato.

"Hemos cambiado nuestra oferta en la línea de la información que hemos recabado de los tripulantes y creemos sinceramente en que puede terminar con la disputa, que es lo que quieren la amplia mayoría de los tripulantes y de nuestros clientes", manifestó el responsable del departamento de tripulantes, Bill Francis.

Francis subrayó que la iniciativa garantiza a los trabajadores que conservan sus salarios y condiciones, que podrán seguir optando a promociones y a jornadas reducidas, y que podrán seguir combinando su trabajo en los vuelos de corta y larga distancia.

El anuncio de BA se produjo tres días después de que Unite convocara a sus militantes a una nueva votación a partir del día 29 para decidir sobre una nueva serie de paros.

El sindicato Unite informó de que la votación se llevará a cabo si antes no se produce un acercamiento con la empresa y adelantó que el resultado de la votación se dará a conocer el 27 de julio, lo que a efectos legales supone que la fecha más temprana para los eventuales nuevos paros del personal de cabina es el 4 de agosto.

Pese a las 22 jornadas de huelga, las partes están de acuerdo sobre el plan de reducción de gastos de la aerolínea, que implica sacrificios salariales y laborales por parte del personal de cabina.

Pero las negociaciones han chocado en un asunto aparentemente menor: la devolución de los beneficios fuera de convenio que BA quitó a los trabajadores que secundaron los primeros paros en marzo, esencialmente viajes más baratos en vuelos con plazas disponibles.

BA, que no hace mención a este asunto en su nueva oferta, se niega a devolverlos para no mostrar debilidad y Unite argumenta que la negativa a dar marcha atrás es una muestra del estilo autoritario del consejero delegado de la firma, Willie Walsh.
 
EFE.


¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.