Domingo, 11 de diciembre de 2016

| 2009/11/28 00:00

Bruselas tiembla

Bruselas tiembla

No se sabe el himno nacional, cree que los francófonos son perezosos, y ha llegado a afirmar que su país es un accidente de la historia, unido solamente por el rey, el fútbol y la cerveza. Pero ninguna de estas falencias se interpuso en el camino del cristiano-demócrata Yves Leterme, ministro de exteriores, para reemplazar a Herman Von Rompuy como primer ministro de Bélgica. Será la segunda vez que ocupa el cargo, pues ya fue primer ministro en 2008 pero dada su bajísima popularidad y su sospechosa participación en escándalos bancarios decidió renunciar después de sólo nueve meses en el poder. Muchos desconfían del regreso de Leterme, pues temen que vuelva a dividir al país por ser un flamenco conservador con una agenda nacionalista y turbulenta, mientras otros opinan que es su oportunidad para redimirse. Ahora tiene el reto de mantener la armonía en un país que hasta ahora empieza a salir de la recesión y que es conocido por su brecha entre flamencos y valones.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.