Jueves, 8 de diciembre de 2016

| 2009/03/19 00:00

Cadena perpetua para Joseph Fritzl

El jurado en el tribunal de Sankt Poelten, en el estado de Baja Austria, lo encontró culpable de todos los cargos en su contra incluyendo violación, incesto, asesinato y esclavitud. El veredicto fue unánime.

Cadena perpetua para Joseph Fritzl

Testigos aseguraron que Fritzl no reflejó emoción en su rostro cuando escuchó el veredicto. Dijo que lo aceptaba y que no apelaría. El tribunal ordenó que la pena sea pagada en un hospital psiquiátrico de seguridad.

El miércoles Fritzl, de 73 años, había admitido todos los cargos. "Lamento desde el fondo de mi corazón lo que hice a mi familia", dijo Fritzl al jurado. "Desafortunadamente no puedo deshacer lo que he hecho. Sólo puedo tratar de limitar en lo posible el daño que les causé", agregó.   El ex electricista, que en un principio había negado encarcelamiento y asesinato, o cambió su declaración el miércoles después de ver el testimonio de su hija Elisabeth en video.
 
Cambio de declaración

La fiscal Christiane Burkheiser dijo que el jurado tenía que concentrarse en los cargos más serios, asesinato y esclavitud.

Burkheiser expresó que Fritzl sabía que el bebé que murió durante el encierro estaba en peligro de fallecer y aún así no pidió ayuda.

Por su parte, el abogado defensor Rudolf Mayer dijo que su cliente cambió de declaración producto de fuertes emociones.

También confirmó que Elisabeth Fritzl había estado en la sala del tribunal a principios de la semana.

La abogada de Elisabeth, Eva Plaz, afirmó que el jurado tenía dos opciones: creer a su cliente o al acusado.

Agregó que Fritzl siempre supo que era culpable de la muerte del bebé.

Por 24 años

El austríaco mantuvo prisionera a su hija en una celda en un sótano de su casa por 24 años y la violó repetidamente.

La víctima y tres de los hijos de Fritzl fueron mantenidos en cautiverio hasta que la situación salió a la luz pública en abril pasado, cuando uno de los niños se enfermó gravemente y fue llevado al hospital.

En su sorpresiva declaración del miércoles, Fritzl admitió asesinato por negligencia de un recién nacido que su hija dio a luz en 1996.

Los otros tres hijos fueron criados en la casa de Fritzl, con su esposa, luego de que él la convenció de que su hija los había abandonado y se había unido a una secta.

Elisabeth y sus seis hijos se encuentran en una clínica psiquiátrica, en un lugar secreto.


¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.