Martes, 30 de septiembre de 2014

| 2013/08/20 00:00

Cambió el modelaje de ropa interior por una burka

La modelo tendrá que renunciar al modelaje para poder casarse con un salvavidas tunecino. Su futuro será sumirse a las normas islámicas.

Carley se convertirá al Islam antes de su matrimonio con el salvavidas tunecino Mohammed Salah. Foto: Archivo particular

Carley Watts de 24 años trabajó como modelo de ropa interior gran parte de su vida, pero después de enamorarse de un salvavidas tunecino de 25 años llamado Mohamed Salah, su camino dio un giro de 180 grados.

La modelo de la villa Dearham en Norfolk, Inglaterra, conoció a Salah en abril, durante unas vacaciones en Túnez. Él asegura que Carley está tan segura de él que no dudo en regirse a las normas del Islam para convertirse en su esposa.

A partir de octubre, Carley y su hija Alannah, vivirán junto a su familia en la ciudad de Monastir, Túnez, donde pasarán seis meses aprendiendo acerca de la fe y la planificación de su boda.

Carley le dijo el domingo pasado al diario inglés ‘Sun’, que sus amigos piensan que está loca y que está en una etapa que se le pasará: "No les cabe en sus cabezas, piensan que soy la última chica en el mundo que va a llevar un velo y que va a aceptar la conversión al Islam. Conocer a Mohammed me ha hecho observar lo que realmente quiero en mi vida. No quiero que se vuelvan locos los hombres cuando muestro mis pechos en las fotos, tampoco quiero más clubes nocturnos. Aunque la verdad no podríamos ser más diferentes”.

Además Carley cansada de su oficio, admitió: "Como modelo de glamour tengo que mostrar mis senos y generalmente debo actuar indignantemente”. En cambio, Mohammed se centra únicamente en la vida familiar. Si estoy borracha me gusta quitarme la ropa, incluso, hace poco fui desde mi casa hasta un club nocturno totalmente desnuda. Me encanta ir a rumbas electrónicas y quedarme bailando toda la noche en pequeños tutus y tops. Ahora mi vida va a cambiar para bien, más allá de la creencia. No tengo ninguna preocupación, sé que será lo mejor para mí".

Aunque Mohammed sabe lo que Carley hace para ganarse la vida. Él le dijo a Sun que su familia no sabe de la carrera de su prometida, prefirió no decírselos porque le pareció suficiente contarles que es madre soltera. Después de la noticia sus padres entraron en shock, ya que las madres solteras son casi inexistentes en Túnez, pues el sexo fuera del matrimonio está mal visto y es penado por ley.

Carley le explicó a la prensa que no existen madres solteras en su mundo y los hombres que se involucran con mujeres solteras embarazadas podrían ir a la cárcel.

"Este es el tipo de valores que me gusta de su cultura. Las mujeres son tratadas con respeto y ellos también se respetan a sí mismos y a sus cuerpos. No tienen aventuras de una sola noche. Además cuando estoy con Mohammed me siento tan contenta, tranquila y feliz”, agregó la mujer.

Aunque la mujer no cae en cuenta que el machismo todavía es bien visto en el país de su futuro esposo, inconscientemente concluyó: "Salah me dijo que me amaba y que quería que yo fuera su esposa. Además aceptó que lo que hago y no trató de cambiarme, fue mi decisión. Aunque me aclaró que una vez que estemos casados mi cuerpo solo sería para sus ojos.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×