Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 1/6/2014 12:00:00 AM

Retrasan proyecto del canal interoceánico

La construcción de un canal en Nicaragua que conectaría el Atlántico con el Pacífico no comenzará hasta 2015.

El jefe de la autoridad del canal, Manuel Coronel Kautz, dice que se necesita más tiempo para elegir la ruta de la vía y desarrollar estudios adicionales de viabilidad.

"Los estudios de factibilidad terminan en el tercer trimestre" de este año, precisó el funcionario nicaragüense.

El proyecto, presupuestado en US$40.000 millones, se planteó como una alternativa al Canal de Panamá y lo lidera una empresa china, pero los críticos dicen que tiene muchos fallos y pocas posibilidades de éxito.

Este anuncio 
llega justo después de que el consorcio europeo encargado de la ampliación del Canal de Panamá amenazara con detener su trabajo si la Autoridad de ese canal no aporta más de US$1.500 millones en concepto de sobrecostos.

El canal de Nicaragua permitiría el paso de grandes buques entre el Caribe y el Pacífico, pero su construcción no iniciará el próximo mes de mayo, como se había anunciado en un principio por el Gobierno, informó una fuente oficial, sino que queda aplazada para finales de este año o a comienzos de 2015.

Sobre la ruta, Coronel Kautz agregó que se tendrá "que analizar una serie de elementos" y, por ser un tema complejo, la misma será decidida en última instancia por el presidente de Nicaragua, Daniel Ortega.

El país centroamericano estudia cuatro posibles rutas para construir la infraestructura y todas pasan por una parte del Gran Lago, tras descartar otras dos que pasaban por el río San Juan, en la frontera con Costa Rica, de soberanía nicaragüense.

El mes pasado, la Corte Suprema de Justicia declaró sin validez los 32 recursos presentados por organizaciones defensoras de los derechos humanos, partidos, ambientalistas, empresarios y personajes prominentes de Nicaragua, entre otros, contra la ley de concesión del canal interoceánico.

El canal será construido por la compañía china HKND Group con una inversión cifrada por el Gobierno en 40.000 millones de dólares, después de que, el 14 de junio de 2013, firmaran un acuerdo marco para la construcción del proyecto Gran Canal Interoceánico, el cual contempla la concesión y explotación por 50 años, prorrogables a otros 50.

Aunque aún se desconoce la ruta del canal, una compañía británica se encarga de realizar los estudios de impacto ambiental que espera tener listos en el plazo de un año.

Según la ley, el canal nicaragüense podría estar parcialmente construido para 2019, año en el que tendría capacidad para captar 416 millones de toneladas métricas, que representarían el 3,9 % de la carga marítima mundial.

El Gobierno de Nicaragua había calculado que, si la construcción del canal iniciaba en mayo de 2014, el crecimiento económico del país ya no sería de entre un 4 % y un 5 %, sino del 10,8 % para este año, cifra que se elevaría hasta el 15 % en 2015.

Asimismo, Nicaragua espera que el canal ayude a que en el año 2018 el producto interno bruto (PIB) sea de 24.700 millones de dólares, superior a los 14.900 millones que se habían proyectado sin canal, es decir, más del doble del PIB actual.

El HKND Group, una firma creada en Islas Caimán y asentada en Hong Kong, es presidida por el empresario chino Wang Jing.

El Gran Canal Interoceánico de Nicaragua incluiría una vía acuática más ancha que la que contempla el Canal de Panamá ampliado, así como uno seco ferroviario, oleoductos, dos puertos de aguas profundas, zonas francas y dos aeropuertos tanto en el litoral Caribe como en el Pacífico.



BBC, EFE.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1839

PORTADA

Odebrecht: ¡Crecen los tentáculos!

Las nuevas revelaciones del escándalo sacuden al Congreso y al director de la ANI. Con la nueva situación cambia el ajedrez político al comenzar la campaña electoral.