Jueves, 18 de septiembre de 2014

| 1995/08/14 00:00

CAPITULO CERRADO

Los empresarios estadounidenses están felices con tener embajada en Vietnam, porque allá todos los negocios están por inventar.

CAPITULO CERRADO

HACE 25 AÑOS FUERON muchos los jóvenes que censuraron la participación estadounidense en Vietnam y que se las arreglaron para no participar en esa guerra. La semana pasada, uno de ellos, quien ahora se desempeña como presidente de Estados Unidos -Bill Clinton- anunció el restablecimiento de relaciones diplomáticas con ese enemigo de antaño.
Las razones invocadas por el mandatario estadounidense fueron de tipo filantrópico: la superación de un problema que ha separado a ambas naciones. Pero detrás de ese discurso están los intereses de las multinacionales.
Compañías como Caterpillar, Mobil, Coca Cola, Kraft y Motorola ven en este país un terreno promisorio para expandirse en épocas de crisis. El sureste asiático es la región de mayor crecimiento en el mundo y así Vietnam no alcance las cifras macroeconómicas de los Dragones, sus índices no son nada despreciables: según el Fondo Monetario Internacional en 1993 su producto interno bruto se incrementó en 8,7 por ciento y en 1994 en 8,1 por ciento. Este año se ha estimado que lo hará en un 8 por ciento.
Pero tal vez lo más atractivo de esta nación no sean sus niveles de crecimiento, sino el hecho de que no tiene nada. Los ingresos per cápita por habitante llegan escasamente a los 200 dólares anuales y en algunas regiones la vida de sus moradores no ha cambiado en dos siglos.
A pesar de que se trata de un mundo por hacer, el anuncio de la formalización de las relaciones diplomáticas entre Washington y Hanoi no cambiará gran cosa. Y no porque no se trate de un país atractivo, sino porque, en criterio de muchos de los empresarios ya establecidos, ese boom se produjo hace 18 meses, cuando se levantó el embargo comercial impuesto en 1975.
Sea como fuere, la normalización de las relaciones no es una medida intranscendente. Gracias a ella se afianzarán los inversionistas. La apertura de una embajada en Hanoi colocará a las firmas norteamericanas en las mismas condiciones que países asiáticos como Japón, que sí cuentan con una representación diplomática. Y es que en materia de inversión, Vietnam no puede quejarse de sus vecinos. En 1993, Taiwan, Hong Kong, Corea del Sur y Malasia invirtieron cifras que oscilaron entre los 250 y los 400 millones de dólares.
Pero si los beneficios de la normalización de las relaciones con Estados Unidos podrían ser gigantescos para los vietnamitas, en Estados Unidos la batalla va a ser dura. La decisión de Clinton tiene muchos detractores. En el Congreso, la mayoría republicana -reflejo de los sectores más conservadores- le va a poner todo tipo de cáscaras como el bloqueo al nombramiento del embajador o a la asignación del presupuesto para el funcionamiento de la sede diplomática, según lo anunció el precandidato presidencial y senador Bob Dole.
Además de considerarla una desición apresurada, los republicanos aseguran que Clinton no tiene autoridad moral para tomarla por haber eludido el servicio militar.Pero tal vez el sector más insatisfecho es el de los familiares y el de los ex combatientes de Vietnam. La Legión Americana, tras conocer la noticia, bautizó el 11 de julio como "martes negro". Ellos continúan a la espera de la solución al tema más espinoso de las relaciones entre Washington y Hanoi: el paradero de 2.202 combatientes que jamás regresaron del sureste asiático.
Por supuesto, entre los veteranos también hay aplausos para Clinton. Prueba de ello son los parlamentarios Bob Kerry y John Mc Cain, quienes han impulsado la iniciativa. La opinión de los dos congresistas es compartida por 61 por ciento de los estadounidenses, que según una encuesta realizada por la CNN y el USA Today, están de acuerdo con el restablecimiento de relaciones diplomáticas, porque consideran que es un problema que ya ha tomado demasiado tiempo resolver.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×