Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 1/12/2010 12:00:00 AM

Capturan en México a capo del narcotráfico

El capo del narcotráfico de Tijuana, Teodoro "El Teo" García Simental, fue arrestado a las 5 de la mañana en el balneario de La Paz, en el estado de Baja California Sur

México capturó el martes a un capo del narcotráfico acusado de sembrar el terror como cabeza de una organización que luchó por el control de rutas clave de la droga hacia Estados Unidos, incluso ordenando que sus rivales fueran disueltos en sosa cáustica.

El arresto, anunciado por las autoridades de México y Estados Unidos, fue la más reciente de varias victorias en la guerra de México contra los grupos narcotraficantes con el respaldo de Estados Unidos.

El capo del narcotráfico de Tijuana, Teodoro "El Teo" García Simental, fue arrestado a las 5 de la mañana locales (1300 GMT), en el balneario de La Paz, en el estado de Baja California Sur, informó el jefe de sección de la policía federal Ramón Eduardo Pequeño.

Previamente Amy Roderick, vocera la agencia estadounidense antidrogas (DEA) en San Diego, California, había dado a conocer la captura.

Agentes mexicanos lo habían estado siguiendo desde hace seis meses con la cooperación de las autoridades antidrogas estadounidenses, indicó Pequeño.

La Policía Federal hizo el anuncio en medio de fuertes medidas de seguridad y mostró a un disgustado García ante los medios de prensa en una conferencia celebrada al mediodía en la capital mexicana.

La policía exhibió 12 armas que fueron decomisadas así como computadoras portátiles y dinero en efectivo.

El capo es el segundo jefe del narcotráfico en ser detenido o muerto en menos de un mes por el gobierno del presidente mexicano, Felipe Calderón.

Es uno de los 24 capos más buscados en México y el gobierno había ofrecido 2,1 millones de dólares a cambio de información que condujera a su arresto.

La organización delictiva de García Simental es considerada como una de las grandes responsables del derramamiento de sangre en Tijuana, que se agravó después que el cartel de los hermanos Arellano Félix se dividió en facciones tras el arresto de Benjamín Arellano Félix y la muerte de su hermano Raúl.

Las autoridades dicen que García Simental era un lugarteniente del cartel que se separó para formar su propia organización delictiva.

Pequeño indicó que García Simental es responsable por los asesinatos de al menos 300 personas, algunas de las cuales eran decapitadas y los cadáveres eran tirados en baldíos de Tijuana.

Asimismo, ordenó que se disolvieran los cadáveres de algunos de sus rivales en sosa cáustica.

García Simental formó su propia organización delictiva que obtenía las drogas del cártel de las drogas de Sinaloa, encabezado por Joaquín "El Chapo" Guzmán y del cártel de La Familia en el estado de Michoacán, indicó Pequeño.

"El Teo" era dueño de tres aviones que su grupo utilizaba para trasladar las drogas desde Michoacán, Sinaloa y Jalisco hasta la península de Baja California, donde eran descargadas e introducidas de contrabando a Estados Unidos por tierra, indicó el funcionario de la policía Federal.

En Tijuana, él dominaba el territorio al asesinar a los narcotraficantes que lo traicionaban y comprar a funcionarios corruptos.

En la última semana de diciembre, las autoridades arrestaron a un ex policía de Tijuana que presuntamente encabezaba a al menos 10 células de delincuentes que trabajaban para García Simental.

Su captura ocurrió semanas después de otro triunfo en la guerra de Calderón contra el narcotráfico. Elementos de la Armada mexicana mataron al capo Arturo Beltran Leyva el 16 de diciembre durante una operación en un complejo de apartamentos en Cuernavaca, al sur de la ciudad de México.

Las autoridades federales mexicanas arrestaron el 2 de enero a su hermano Carlos Beltrán Leyva en otro golpe más a su organización.

El gobierno de Calderon ha enviado más de 45.000 soldados a zonas de fuerte actividad del narcotráfico.

Los carteles han respondido con violencia, desatando una ola de asesinatos sin precedentes.

Más de 15.500 personas han muerto por la violencia de las drogas desde 2006. El gobierno mexicano sostiene que la mayoría de los muertos eran narcotraficantes.
 
AP.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1825

PORTADA

Venezuela: la calle contra el dictador

Un trino de Santos indigna a Maduro y él amenaza con revelar los secretos del proceso de paz. Invocar el anti-colombianismo no cambia el hecho de que la crisis venezolana está llegando a un punto de inflexión.