Viernes, 31 de octubre de 2014

| 2013/02/11 00:00

Carnaval de Rio de Janeiro: ¿infierno o fiesta?

Para algunos se trata de dar rienda suelta a todas las pasiones, para otros de dar continuidad a la tradición.

La diversión finalmente arropa a todos y la ciudad enloquece. Foto: EFE

Sexo, licor y diversión son las palabras que podrían asociarse a Rio de Janeiro por estos días de Carnaval. Sin embargo el festival es más que eso, también se trata de cultura, economía y por sobre todo competencia.  En el evento los “cariocas” lo entregan todo, lo dejan todo.

El cuerpo exuberante de una pasista medio desnuda, mujer o travesti, podría representar para algunos el Rio de Janeiro de estos días en que más de setenta mil personas, divididas en 28 escuelas, comiencen a desfilar en el multitudinario carnaval.

Por cinco días, entre el 8 y el 13 de febrero, el licor invade las innumerables calles y callejuelas de la ciudad, y allá en el sambodromo, estadio dedicado a la samba, o en La Lapa, el lugar bohemio por excelencia de la ciudad, miles de turistas y cariocas se embriagaran hasta más no poder. Algunos intentan sambar mientras otros quedan complacidos simplemente observar.

Y la diversión finalmente arropa  a todos y la ciudad enloquece, ni siquiera el fútbol logra evitar que el carnaval sea el tema de conversación.  

Pero el carnaval de Rio de Janeiro es más que una simple fiesta desbordada en donde se da rienda suelta a cualquier tipo de pasiones, es una institución que data de 1920, cuando inmigrantes de Bahía trajeron el candomblé  y la danza Samba y la impusieron como una tradición en las favelas de la ciudad. Con el tiempo se extendió a todo lugar y ahora define y moldea al “carioca”.

Por otra parte,  durante la semana de festividades se recibe en la ciudad a más de dos millones y medio de turistas, se logran tasas de ocupación en los hoteles de hasta el 100% y la economía de la ciudad se mueve varios puntos porcentuales del PIB.

El carnaval es tan importante, que el gobierno destina grandes sumas de dinero para su realización, el año pasado se estima que el estado invirtió en su realización cerca de 30 millones de dólares.

Además las escuelas de samba se han convertido en representantes de barrios y lugares de la ciudad, son la encarnación de una identidad local que se reivindica en la fiesta, ganar el título de campeón del evento es tan importante que su celebración no dista mucho de ganar un campeonato de fútbol local; y aquellos que consiguen la victoria son reconocidos como verdaderos héroes.

Este año son muchos los portales de internet que emitirán en directo la festividad,  a la acostumbrada trasmisión de Globo, la cadena de noticias más importante de Brasil, se unirá Google a través del portal. La  información oficial del evento está disponible aquí.


¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×