Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 2/10/2011 12:00:00 AM

Carro bomba mata a ocho peregrinos que se dirigían a santuario iraquí

La explosión mató a ocho personas, entre ellas mujeres y niños, e hirió a más de 40, dijo el alcalde de Dujail, Amir Marhoun.

Un carro bomba mató a ocho peregrinos en el camino a uno de los santuarios más sagrados de los chiíes en Irak. La mezquita de al-Askari todavía está en reconstrucción después de un ataque en 2006 que destruyó su cúpula dorada y sumió el país en años de violencia sectaria.
 
Mujeres y niños figuran entre los muertos en un grupo de peregrinos que se dirigían al santuario en Samarra para las ceremonias del viernes que conmemoran la muerte del undécimo imán chií, un sucesor del profeta Mahoma en el siglo IX.
 
La mezquita se convirtió en el centro de la peor violencia en Irak. Insurgentes suníes vestidos con uniformes detonaron dos bombas en febrero de 2006 que destruyeron el lugar, en una provocación que hizo que milicianos chiíes atacaran a clérigos y mezquitas suníes en represalia. Fue el comienzo de años de baños de sangre.
 
El ataque de este jueves ocurrió a 16 kilómetros de distancia en un camino que conduce al santuario desde la ciudad de Dujail.

Los muertos y heridos quedaron dispersos en torno del automóvil calcinado.
"Los heridos salieron corriendo pidiendo a gritos que los llevaran a hospitales; había niños que lloraban presas del pánico", dijo un testigo que se identificó como Abu Jalal. "Había sangre por todos lados. Era una escena desastrosa".

La explosión mató a ocho personas e hirió a más de 40, dijo el alcalde de Dujail, Amir Marhoun.

El santuario de Samarra, a 95 kilómetros al norte de Bagdad, está todavía en Reconstrucción. Ya se ha levantado la cúpula, aunque todavía no se le ha aplicado el oro.

Al día siguiente del ataque de 2006 murieron unas 140 personas y decenas de miles murieron en los dos años siguientes mientras Irak estaba al borde de la guerra civil.
El lugar contiene las tumbas de los imanes décimo y undécimo: Alí al-Hadi y su hijo Hasan al-Askari. Ambos son descendientes del profeta Mahoma y los chiíes los consideran entre sus sucesores.

El imán Hasan al-Askari es padre del imán Mohamed al-Mahdi, un santo chií conocido como el "imán oculto" que desapareció en el siglo IX. Los fieles creen que algún día regresará para brindar paz y armonía al mundo.

AP
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1842

PORTADA

La voltereta de la Corte con el proceso de Andrade

Los tres delitos por los cuales la Corte Suprema procesaba al senador se esfumaron con la llegada del abogado Gustavo Moreno, hoy ‘ad portas’ de ser extraditado. SEMANA revela la historia secreta de ese reversazo.