Lunes, 16 de enero de 2017

| 2016/01/20 16:00

España: conmovedora carta de un niño que se suicidó por acoso escolar

“Yo no aguanto ir al colegio y no hay otra manera para no ir”, escribió Diego. Los padres quieren que los juzgados reconozcan que fue víctima de maltrato.

Los padres de Diego aseguran que su hijo fue víctima del maltrato escolar en el colegio Nuestra Señora de los Ángeles. Foto: El Periódico

El 14 de octubre del 2015, Carmen González buscó a su hijo como loca por todo su apartamento, solo para encontrarlo, cinco pisos más abajo, postrado inmóvil en el suelo. El pequeño Diego, de apenas 11 años, se suicidó al lanzarse por la ventana del quinto piso donde vivía.

El caso causó conmoción y fue registrado por los medios españoles en su momento. Sin embargo, volvió a tener resonancia este miércoles, pues su familia reveló la carta de despedida que escribió el pequeño antes de quitarse la vida. Al parecer, fue víctima de maltrato escolar.

En la ventana, Carmen encontró un mensaje: “Mirad en Lucho”. Y bajo Lucho, que era el nombre del juguete favorito de Diego, estaba un cuaderno con la explicación de las razones que condujeron a su decisión, precedida de una despedida con agradecimientos para su familia. “Yo no aguanto ir al colegio y no hay otra manera para no ir. Por favor espero que algún día podáis odiarme un poquito menos”, escribió el joven.

Diego estudiaba en el colegio Nuestra Señora de los Ángeles, en Madrid. Una vez se conoció su caso, varios padres señalaron presuntos problemas de acoso escolar en la institución. Sin embargo, y pese a los testimonios, la investigación por la muerte del niño no arrojó ningún resultado que entreviera acoso escolar, y se clausuró sin más.

Sin resignarse, y para que el caso de Diego no quedara en el olvido, los padres del pequeño decidieron hacer pública su última misiva, difundiéndola a través del sitio web de El Mundo.

Las carta llegó hasta oídos de la presidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes, quién se reunirá con los padres de Diego la otra semana. También llegó hasta el Tribunal Superior de Justicia de Madrid, que estudia la posibilidad de reabrir el caso.

Para Carmen, es claro que su hijo sufrió algún tipo de maltrato escolar en la institución madrileña, pero que esa realidad ha sido ocultada por el gobierno regional.

Desde hacía tiempo, ella venía notando comportamientos extraños en su hijo, al punto de que el pequeño le insistía que no quería al colegio. El día antes de suicidarse, de hecho, cuenta que cuando ella lo recogió en la institución el pequeño le rogó por que se fueran rápido de allí.

Tras el fallecimiento del pequeño, en las pruebas de autopsia se tomaron muestras del cadáver para revisar la posibilidad de que el niño hubiera sufrido algún tipo de abuso sexual. Sin embargo, dichas pruebas nunca fueron entregadas.

El colegio ya ha tenido en el pasado un historial de casos con estudiantes que se han intentado quitar la vida debido al maltrato que sufrían dentro de la institución. “En este colegio están pasado cosas raras y, al menos, hay que investigarlo”, aseveró el marido de Carmen.

Quince días después del suicidio de Diego, El Mundo dio a conocer que en el 2010 una alumna de esa institución intentó quitarse la vida, pues aseguraba que los profesores dejaban que otras alumnas la maltrataran. La joven denunció los hechos, pero no encontraron trascendencia en los juzgados.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.