Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 3/28/2015 1:02:00 PM

Niña muerta en Estados Unidos por ser forzada a correr

La muerte de Savannah Hardin sigue causando consternación en Alabama, tres años después que la niña fue obligada a correr hasta morir en el jardín de su casa rural.

;
AP

La abuela de la niña de nueve años, Joyce Hardin Garrard, está presa condenada por asesinato y la defensa asegura que está arrepentida. Otros se culpan a sí mismos por no haber algo que pudiera haber evitado la muerte de la pequeña.

Chad y Jolie Jacobs, que atestiguaron en el juicio a Garrard y que vieron a la niña correr mientras la abuela le gritaba órdenes pero que no cruzaron la calle para ayudar a la menor, se mudaron de su casa, en parte para no tener que ver lo que la fiscalía describió como la escena de un asesinato.

Jolie Jacobs narró a los jurados los hechos del 17 de febrero de 2012. Dijo que vio a Garrard gritándole a la niña, oyó que Savannah le rogaba poder detenerse, vio a la pequeña tendida en el suelo y oyó sonidos como de bofetadas, sin decidirse a intervenir hasta que llegaron los vehículos de emergencia después que Savannah se desplomó.

"Ojalá yo hubiera hecho algo antes", dijo Jacobs al borde de las lágrimas.

Las evidencias demuestran que la abuela hizo correr a la niña como castigo por una golosina que Savannah le había arrebatado a una niña más pequeña en el autobús escolar.

La conductora del autobús también manifestó su pesar. "Me siento parcialmente responsable", afirmó Raenna Holmes durante el juicio. "Yo tendría que haber pagado por esas golosinas".

La fiscalía culpó a dos personas: Garrard y la madrastra de Savannah, Jessica Mae Hardin, a quien acusaron de asesinato por supuestamente estar sentada pasivamente y no hacer nada para ayudar a la niña.

Marcus Reid, fiscal adjunto en el condado de Etowah, dijo que fue un llamado de los Jacob el que alertó a la policía sobre lo ocurrido. "De no ser por ellos, nunca habríamos sabido qué le ocurrió a Savannah", afirmó.

Los jurados recomendaron cadena perpetua sin posibilidad de libertad condicional para Garrard en vez de la pena de muerte, pero la decisión final corresponderá a un juez durante una audiencia el 11 de mayo.

Ahora se aguarda el juicio a Hardin, que está en libertad bajo fianza.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

TEMAS RELACIONADOS

EDICIÓN 1839

PORTADA

Odebrecht: ¡Crecen los tentáculos!

Las nuevas revelaciones del escándalo sacuden al Congreso y al director de la ANI. Con la nueva situación cambia el ajedrez político al comenzar la campaña electoral.