Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 12/10/2011 12:00:00 AM

Cero y van siete

La semana pasada, Carlos Lupi, el ministro de Trabajo de Brasil, se convirtió en el sexto miembro del gabinete de la presidenta Dilma Rousseff que renuncia por denuncias de corrupción.

La semana pasada, Carlos Lupi, el ministro de Trabajo de Brasil, se convirtió en el sexto miembro del gabinete de la presidenta Dilma Rousseff que renuncia por denuncias de corrupción. El funcionario dimitió tras ser acusado de contratar con organizaciones no gubernamentales servicios que nunca se prestaron. Al contrario de lo que se esperaría, los escándalos no salpicaron el nivel de popularidad de la mandataria, que sigue estando alrededor del 50 por ciento. Las razones por las que los brasileños la siguen apoyando se deben a que los ciudadanos ven a Rousseff no como parte del problema, sino como su solución. Además, bajo su mandato el país sigue con un fuerte crecimiento económico. Antes de la renuncia de Lupi, dimitieron en menos de un año los ministros de la Presidencia, Transportes, Agricultura, Turismo y Deportes.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1842

PORTADA

La voltereta de la Corte con el proceso de Andrade

Los tres delitos por los cuales la Corte Suprema procesaba al senador se esfumaron con la llegada del abogado Gustavo Moreno, hoy ‘ad portas’ de ser extraditado. SEMANA revela la historia secreta de ese reversazo.