Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 2/2/2011 12:00:00 AM

Chávez: 12 años en el poder y en busca de más

El Presidente solo anunció como actividad conmemorativa la celebración este miércoles de manifestaciones públicas a favor de la revolución en varios países del mundo.

;
BBC
El presidente de Venezuela, Hugo Chávez, y sus simpatizantes celebran este miércoles doce años de su llegada al poder.
 
El 2 de febrero de 1999 Chávez recibió la banda presidencial del hoy fallecido Rafael Caldera, y juró sobre la Constitución, que llamó "moribunda" -por su intención de promover una constituyente-, cumplir con sus deberes como jefe del Estado.
 
El suyo es el gobierno de mayor duración que haya conocido Venezuela en el último siglo, después de la presidencial del general Juan Vicente Gómez, que se extendió por 27 años, entre 1908 y 1935.
 
Ha incluido un proceso electoral en 2000 para "relegitimarse" en el cargo, tras la aprobación de la nueva Carta Magna, y una reelección en 2006.
 
Tras la más reciente reforma constitucional de 2009, Chávez puede postularse de manera indefinida para repetir en el puesto, lo cual ya anunció que hará en la próxima cita electoral, del año 2012.
 
Comentaristas de gobierno y oposición coinciden en que esa contienda será crucial, ahora cuando el país atraviesa un período de transición. La elección le podría poner un sello de aprobación y darle un impulso definitivo a las reformas propuestas por Chávez hacia un cambio de sistema político y económico, o bien decidir un cambio de rumbo.
 
Popularidad vs. reelección
 
Según ha admitido el propio gobierno, tras doce años en el ejercicio del poder se impone un proceso de "revisión, rectificación y reimpulso", o de aplicación de "las 3 R", como las llama el propio Chávez.
 
"Pido perdón por mis fallas, por mis errores. Pero creo que, más allá de las fallas (...) en estos 12 años hemos estado asumiendo una responsabilidad que ha pretendido siempre estar a la altura de la esperanza, que hoy quiero que renovemos", dijo el jefe del Estado este miércoles, en una cadena nacional desde una escuela.
 
La agenda de actividades para celebrar el aniversario incluía visitas a centros educativos, centros de atención médica y otras áreas en las que el gobierno considera ha alcanzado sus mayores logros.
 
Según críticos, algunos de estos logros, que hoy muchos ponderan como positivos, han perdido su impulso y su brillo originales, a manos de la ineficiencia y la corrupción que habrían plagado su gestión.
 
Por esto nadie parece tener nada asegurado en 2012.
 
Luis Vicente León, director de una de las más reconocidas encuestadoras nacionales, Datanálisis, le dijo a una radio local que la popularidad del mandatario, sobre la que descansa en buena medida el apoyo a la "revolución" que lidera, sigue rondando el 50%.
 
Otra historia es que sus simpatizantes estén dispuestos a votar nuevamente por él. De acuerdo con Datanálisis, el 23% le daría apoyo en su intención de reelegirse.

"El que diga que Chávez no puede ganar las elecciones del 2012 está hablando pistoladas, y el que dice que no las puede perder habla las mismas pistoladas. Es decir, no sabemos de aquí a 2012 lo que puede ocurrir", le dijo León a una emisora local.

Desde dentro
 
Para el analista político de tendencia oficialista Alberto Aranguibel, puede hablarse de fortalezas y debilidades, pero no pueden compararse doce años de "revolución" con los cinco años que solían durar los gobiernos, antes de la llegada de Hugo Chávez al poder.
 
"En el pasado no se estaba cambiando el modelo de sociedad, sino que había un esquema de alternabilidad. Cuando no se estaba transformando nada, cinco años es demasiado. Fuimos educados en que hay que sacar permanetemente a los gobernantes del poder. Esa es una práctica absurda, heredada de prácticas previas a la democracia", le dijo a BBC Mundo.
 
En opinión de Aranguibel, los avances logrados en estos años constituyen la principal fortaleza de la propuesta presidencial para 2012. Además, apunta el proceso de cambio que ha operado sobre la cultura política de los venezolanos.

"Vamos a llegar a las elecciones de 2012 con un venezolano más consciente, participativo y responsable. Y con ello muchísimo más activo en la vida social y económica del país", dijo.

En cuanto a las debilidades, considera que no aplica el concepto de desgaste. Pero admite que "errores, omisiones y fallas", que atribuye en parte al intento de "avanzar hacia el socialismo dentro de un modelo capitalista que prevalece en el país".

Por otro lado, habla de tener "que lidiar con el monstruo dentro de la casa" y combatir los males de "la corrupción y el burocratismo". Pero por sobre todos los problemas, apunta hacia "el problema comunicacional".

"Los medios privados distorsionan la realidad, crean expectativas, generan campañas de desinformación y terrorismo. El esfuerzo que hay que acometer para superar los niveles de rechazo que esto genera es titánico", afirmó.
 
Desde la acera de enfrente
 
El politólogo crítico José Vicente Carrasquero, en cambio, sí considera que los años pesan. "Una primera debilidad es que está pidiendo que lo reelijan por cuarta vez, en un ambiente en que la gente siente que los problemas que hay ahora son los mismos que hace doce años", le dijo a BBC Mundo.
 
Para Carrasquero, esto se agrava por "la incompetencia de su entorno". Y trae como como consecuencia una "desmoralización de sus seguidores", que encuentran difícil defenderlo, más frente a la evidencia de que se ha contando con abundante dinero y recursos para atender las necesidades de la población.
 
Sostiene que la estrategia de "culpar a los demás (el golpe o el paro petrolero de 2002) no la está comprando la gente".
 
En cuanto a sus fortalezas, habla del "control del aparato estatal, sin separación de poderes", aunado a la "poca capacidad que está teniendo el venezolano para exigir" o articular sus demandas.

Por último, le apunta en su favor la capacidad de manejar los recursos del Estado. Pero a la fecha de hoy, considera que su posición, en general, está debilitada, lo cual quedaría en evidencia por las constantes cadenas -que han vuelto a producirse casi diariamente- en las que buscaría reconquistar espacios perdidos en materia de popularidad.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1839

PORTADA

Odebrecht: ¡Crecen los tentáculos!

Las nuevas revelaciones del escándalo sacuden al Congreso y al director de la ANI. Con la nueva situación cambia el ajedrez político al comenzar la campaña electoral.