13 noviembre 2012

Enviar a un amigo

Email destino:

Nombre remitente:

Email remitente:

China busca frenar protestas ambientales

MUNDOTras diversas protestas por problemas ambientales, el gobierno de China ha exigido la realización de evaluaciones de impacto en la estabilidad social. La decisión se toma en el marco del congreso del Partido Comunista Chino.

China busca frenar protestas ambientales. Un policía circula frente a un aviso conmemorativo del 18 ° Congreso del Partido Comunista Chino.

Un policía circula frente a un aviso conmemorativo del 18 ° Congreso del Partido Comunista Chino.

Foto: AP

El gobierno de China exigirá que todos los proyectos industriales futuros incluyan evaluaciones de impacto en la estabilidad social, tras varias protestas en diversas partes del país por la contaminación, dijo el lunes un funcionario chino de alto rango.
 
El gobierno también mejorará su
transparencia y la participación pública en decisiones sobre grandes proyectos con potencial impacto ambiental, dijo a los reporteros el ministro de Protección Ambiental Zhou Shengxian en las actividades suplementarias de un congreso del Partido Comunista en el que una nueva generación de líderes asumirá el poder.
 
Zhou reconoció la delicadeza del tema, pero dijo que era natural que tales incidentes ocurran con el aumento en la calidad de vida.
 
"Creo que es inevitable que cuando una sociedad es desarrollada a un cierto nivel, ciertos fenómenos surjan naturalmente, esto es normal. Para China... nos encontramos en un periodo delicado especialmente en materia ambiental", dijo. "Al mismo tiempo empezamos a ver un fenómeno llamado 'no en mi patio trasero'''.
 
Las protestas son un recordatorio para la nueva generación de líderes de que enfrentan una opinión pública cada vez menos dispuesta a aceptar los peligros ambientales y de salud como una consecuencia inevitable del crecimiento económico atropellado y desenfrenado.
 
Aproximadamente una semana antes del inicio del congreso del partido, miles de habitantes de Ningbo, una ciudad en el este del país, se congregaron afuera de las oficinas del gobierno municipal y marcharon por las calles para protestar contra el proyecto de expansión de una planta petroquímica. Otras realizadas en meses recientes incluyen una contra un ducto de agua residual en el este de China y contra una planta de cobre en la zona centro-oeste del país.
 
Algunas de estas protestas se han tornado violentas, y la policía antimotines ha arrojado gas lacrimógeno y usado la fuerza para dispersar a los manifestantes.
 
AP
PUBLICIDAD
Horóscopo
Semana en Facebook
Publicidad