Jueves, 8 de diciembre de 2016

| 2010/10/26 00:00

Cólera en Haití reduce velocidad de propagación, dice gobierno

Robyn Fieser, vocera de los Servicios Católicos de Asistencia, dijo que confiaba en que los grupos humanitarios y el gobierno sean capaces de enfrentar un brote en los campamentos de la capital si llegara a suceder, pero enfatizó que el desafío de evitarlo es "inmenso".

Cólera en Haití reduce velocidad de propagación, dice gobierno

El brote de cólera que ya dejó más de 250 muertos en zonas rurales de Haití sigue propagándose pero ha bajado su velocidad, dijeron funcionarios, mientras el gobierno y los grupos humanitarios se apresuran para evitar que la enfermedad llegue a los precarios campamentos de desplazados por el terremoto de enero.

Se espera que el brote siga su avance, pero los grupos de ayuda y el gobierno dijeron que una caída de las muertes y las cifras de casos nuevos indican que podría extenderse de manera más gradual que lo que se temía.

"La situación comienza a estabilizarse", dijo el director del ministerio de Salud Gabriel Timothee en una conferencia de prensa. "Desde ayer (domingo) hemos registrado sólo seis nuevas muertes". Hasta ahora, agregó, la enfermedad ha matado a 259 personas y afectado a 3.342.

El gobierno dijo que no hubo nuevos casos en Puerto Príncipe, la capital, donde la pobreza y las pésimas condiciones de higiene y los servicios sanitarios hacían temer que la enfermedad se contagiara rápidamente en los campamentos multitudinarios construidos tras el sismo devastador del 12 de enero.

Los médicos detectaron cólera en cinco pacientes más en la capital durante el fin de semana, pero las autoridades dijeron que los afectados se contagiaron fuera de la ciudad.

El gobierno ha pedido retirar la basura de los campamentos de personas sin hogar, como parte de las medidas para frenar el brote de la enfermedad.

Si las medidas fallan, "el peor caso sería que tengamos cientos de miles de personas que se enfermen al mismo tiempo", dijo Claude Surena, presidente de la Asociación Médica de Haití. El cólera puede causar vómitos y diarrea tan severos que lleven a la muerte por deshidratación en pocas horas.

Robyn Fieser, vocera de los Servicios Católicos de Asistencia, dijo que confiaba en que los grupos humanitarios y el gobierno sean capaces de enfrentar un brote en los campamentos de la capital si llegara a suceder, pero enfatizó que el desafío de evitarlo es "inmenso".

"Hay métodos probados para contener y tratar el cólera, así que sabemos a qué nos enfrentamos. El desafío más grande es la logística: mover grandes cantidades de medicamentos, provisiones y personas para tratarlas y evitar que la enfermedad se difunda", dijo Fieser desde República Dominicana.

La organización Médicos Sin Fronteras dijo en un comunicado que algunos pobladores de Puerto Príncipe tenían diarrea y estaban siendo tratados, pero aclaró que no se había confirmado si tenían cólera y que ese tipo de casos han sido comunes en la capital desde el sismo.

Los riesgos se multiplican por la extrema pobreza en que viven los desplazados, luego del sismo que mató unas 300.000 personas y destruyó gran parte de la capital.

AP.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.