Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 6/5/2013 12:00:00 AM

Colombiana muerta en España "pasaba una mala racha"

Janny Sofía Rebollo, tras separarse de su esposo, empezó a beber y a andar sola, según testimonios.

;
EFE
Janny Sofía Rebollo Tuiran, una colombiana de 40 años con dos hijos, de seis y tres años, presuntamente asesinada por el español experto en artes marciales Juan Carlos Aguilar, "pasaba una mala racha" tras separarse de su marido, según afirman algunos de sus conocidos.

Los restos de Janny Rebollo fueron encontrados el domingo repartidos en la vivienda y el gimnasio que regentaba Aguilar cuando la Policía registró esos lugares después de ser alertada por vecinos tras agredir a otra mujer, la nigeriana Maureen Ada Otuya, de 29 años, quien falleció hoy a causa de las lesiones sufridas.

Janny Rebollo tenía dos hijos, uno de 3 años, que vivía con ella en Bilbao (norte de España), y otro de 6 años, que reside en Montería (Colombia), con su abuela.

En Bilbao, Aiber Ribera, el camarero de un bar al que solía acudir Janny explicó a EFE que la mujer "pasaba por una mala racha".

"Tenía una peluquería, tenía dos niños y estaba casada con un chico de aquí, pero de un momento a otro se separó y comenzó a andar en cuestiones de tomar una cervecita; últimamente se veía muy sola, hace quince días estuvo aquí y le dije que no podíamos atender, que estaba cerrando".

Aiber Ribera agregó que la mujer "era una chica que no le hacía daño a nadie, se tomaba una cervecita, seguía en otro bar y nada más; a veces no le podía atender porque venía un poquito colocada, pasaba una mala racha, le han quitado a los dos niños...".

Recordó que "cuando perdió el matrimonio tenía una peluquería, una vida muy estable, pero a partir de ahí (de la separación) comenzó con ese camino".

Laura Bedoya, que trabajó hace cinco años con Janny Rebollo en una peluquería, comentó que era una chica "luchadora", que tenía problemas, "como todos".

Según esta antigua compañera, Janny le había comentado últimamente que trabajaba a domicilio y que recibía cursos de peluquería en una academia.

En Colombia, la tía de la asesinada, Jóvita Turián, declaró a Caracol Radio que Janny trabajaba en una peluquería antes de emigrar a España hace unos diez años, y que un hermano residía con ella en Bilbao.

Según fuentes de la investigación de los crímenes, la mujer colombiana ha sido identificada con rapidez debido a que la Policía tenía una ficha suya, con sus huellas dactilares.

El pasado 24 de mayo, la víspera del día en que podría haber sido asesinada, la mujer fue vista protagonizando algún altercado en una zona de alterne de la capital vizcaína, según las mismas fuentes.

Las dos víctimas, Maureen Ada Otuya y Janny Sofía Rebollo Tuiran, ejercían la prostitución, según fuentes de la investigación. Pero todos los familiares de la colombiana lo han descartado al afirmar que se dedicaba al mundo de la belleza.

"Mi hermana siempre ha sido una mujer muy emprendedora, muy trabajadora, era estilista profesional, somos cuatro hermanas dedicadas a eso, pero ella fue la que empezó con la belleza", dijo Gina.

Janny habló con su familia el pasado jueves por última vez, dijo hoy a Efe una de sus hermanas.

Gina Rebollo Tuirán explicó por teléfono desde la ciudad de Montería, capital del departamento colombiano de Córdoba, en el norte del país, que su madre estaba preocupada "porque Jenny llamaba casi a diario y desde el jueves no lo hacía".

Además, recordó que lo último que supieron era que "iba a trabajar en un spa".

"Quizás llegaría a este gimnasio también. Uno a veces tiene amigas que la convidan aquí y allá, y así uno entra en cualquier sitio", manifestó.

La colombiana asesinada emigró hace doce años a España, donde comenzó a trabajar como peluquera a domicilio y logró más tarde establecer su propio salón de estética, hasta que quedó embarazada del primero de sus dos hijos.

El hijo mayor vive en Colombia con la abuela, mientras que el menor vivía con ella y con su segunda pareja, de nacionalidad española.

Un juez ordenó este miércoles el ingreso en prisión de Aguilar como presunto autor de la muerte de la colombiana y la nigeriana, después de su detención el pasado domingo.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1839

PORTADA

Odebrecht: ¡Crecen los tentáculos!

Las nuevas revelaciones del escándalo sacuden al Congreso y al director de la ANI. Con la nueva situación cambia el ajedrez político al comenzar la campaña electoral.