Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 6/16/2007 12:00:00 AM

Como Montesinos

El escándalo de los videos mancha la imagen del presidente Rafael Correa al abrir interrogantes sobre posible corrupción en su gobierno. Y, según se afirma, hay otras 28 cintas.

El fantasma que llevó al colapso al presidente peruano Alberto Fujimori y a su jefe del Servicio de Inteligencia Nacional (SIN), Vladimiro Montesinos, parece revivir en otra versión andina. Esta vez, la opinión pública del Ecuador ha conocido un segundo material fílmico en menos de 20 días con nuevas impugnaciones contra los procedimientos del ministro de Economía y Finanzas, Ricardo Patiño, pero que también salpican ahora a Jorge Cevallos, presidente del Congreso Nacional.

En el primer video, el ministro Patiño conversa con el ex ministro de Economía Armando Rodas y el asesor Quinto Pazmiño. Hablan de anunciar que el país no va a pagar la deuda, lo que permitiría a los inversionistas aprovechar la baja momentánea de los bonos Global 2030 y hacer enormes ganancias. Muchos infieren una posible manipulación en favor de la firma internacional Abadi, así como de banqueros venezolanos. En el segundo, Patiño habla en la misma habitación de un hotel de la capital con Cevallos sobre la consulta popular para la Asamblea Constituyente y éste le pide que use la violencia para acallar a los parlamentarios opositores recién destituidos. El presidente Rafael Correa ha negado esa práctica hasta el punto de acusar por supuestas injurias al diario La Hora por hablar de "vandalismo oficial" en un editorial.

La crisis por los 'pativideos' ha afectado la credibilidad de Correa, quien ha intentado brindar al país y al extranjero una imagen de gobernante perfeccionista y enemigo de la corrupción, en un país que lidera las estadísticas latinoamericanas sobre el tema.

En su defensa, Patiño dijo que había hecho el primer video, con la autorización de Correa, para demostrar la corrupción de las figuras tradicionales de la política. Esa afirmación ha hecho pensar que el objetivo era utilizarlas en la campaña oficialista por la Asamblea Constituyente. Pero afirmó desconocer que el segundo había sido grabado, lo que resulta contradictorio, pues se trata, evidentemente, de la misma habitación de hotel.

Nadie ha dicho quién filtró los videos, pero los periodistas dicen, sin atreverse a publicarlo, que fue Quinto Pazmiño, quien poco después fue despedido por el Ministro. Según esta teoría, Pazmiño habría organizado la grabación con la anuencia del gobierno, pero después, tras pelearse con Patiño, habría decidido filtrar los videos. Se dice también que Teleamazonas pagó 120.000 dólares por ellos.

Correa ha defendido a ultranza a su Ministro de Economía. Al fin y al cabo, es uno de los puntales en su campaña y un reconocido agitador en los siete primeros meses de gobierno, caracterizados por una pugna constante contra los medios, los sectores opuestos o simplemente las voces discrepantes ante una u otra acción gubernamental.

Pero el asunto de los 'pativideos', con sus elementos de drama y opereta, ha afectado la imagen de Correa. Y algunos sectores han comenzado a alzar sus voces contra el peligro del autoritarismo y la supuesta concentración de poderes al estilo de la Venezuela de Hugo Chávez. Esto explicaría el descenso de la popularidad de Correa, del 76 al 67 por ciento de las preferencias.

Un ejemplo de inconformidad está en la futura Asamblea Constituyente, objetivo principal de Rafael Correa, que ha visto perder el respaldo de varios movimientos de izquierda como Polo Democrático, Participación Ciudadana, Poder Ciudadano y Red Ética y Democracia. Esas fuerzas de izquierda acusan a Correa de "intolerante" y alertan sobre algo que es evidente: la concentración de poderes del Ejecutivo, lo cual daría manos libres al Presidente, quien podría convertir a la Asamblea en un instrumento de poder autoritario, muy alejado de la pretendida pluralidad que se esperaba.

Mientras el escándalo de los 'pativideos' crece, la afirmación gubernamental de que el primer video formó parte de una estrategia para demostrar la corrupción y las irregularidades en el manejo de la deuda soberana del país no convence a una parte de la opinión pública, acostumbrada a los escándalos de corrupción de los últimos años.

Por lo pronto, se mantienen las señales triunfalistas del gobierno. Sin embargo, la sombra de los 'pativideos' amenaza con agrandarse, pues algunos aseguran que existen 28 más. Si ello fuera cierto, sería la prueba de fuego para la popularidad de un gobierno que tomó el poder con las promesas de ser limpio y transparente.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1855

PORTADA

Exclusivo: la verdadera historia de la colombiana capturada en Suiza por ser de Isis

La joven de 23 años es hoy acusada de ser parte de una célula que del Estado Islámico, la organización terrorista que ha perpetrado los peores y más sangrientos ataques en territorio europeo. Su novio la habría metido en ese mundo.