Lunes, 15 de septiembre de 2014

| 2013/01/15 00:00

Condenan a un niño por dispararle a su padre neonazi

El menor fue declarado culpable en EE.UU. por asesinar a su papá mientras este dormía.

Jeff Hall fue asesinado por su hijo de 10 años en 2011. Joseph fue declarado culpable el 14 de enero de 2013. Foto: AP

Joseph Hall, que tenía 10 años cuando cometió el homicidio, era consciente de lo que hacía y por esa razón fue declarado culpable de homicidio en segundo grado, según argumentó este lunes el juez Jean P. Leonard de California. 


A pesar de ser tan joven cuando sucedió el hecho, el juez asegura que Hall no tenía la menor duda de lo que hacía puesto que guardó la pistola debajo de su almohada después de matar a su padre Jeff y no lloró ni cuando llegó la policía ni cuando aparecieron el resto de sus familiares. 


En la casa del menor se hacían reuniones del Movimiento Nacional Socialista cada mes pero la agresividad de Joseph se presentó incluso antes de que su papá perteneciera a este grupo político.


“Él era muy impulsivo y muy violento con los otros niños y también con los profesores”, aseguró su madastra Krista McCary para el diario The New York Times


De hecho, Joseph le pegaba constantemente a su hermana y a su madastra, punzaba a sus compañeros de clase con los lapiceros y en una ocasión intentó ahorcar a uno de sus profesores con el cable de un teléfono. 


Aún no se determina a qué lugar será enviado este menor. En caso tal de terminar bajo la custodia del Estado, Joseph sería la persona más joven en la División Estatal de Justicia Juvenil de toda la historia y se quedaría allí hasta cumplir 23 años.


Varias pruebas que presentó el abogado defensor mostraban a Joseph cargando armas de juguete, portando insignias nazi y saludando al estilo de Hitler para comprobar el ambiente violento en el que vivía. 


Sin embargo, fue declarado culpable por los hechos que ocurrieron en 2011. Las investigaciones señalan que Joseph entró a las 4:00 a.m. al cuarto principal, tomó una pistola .357 que pertenecía a su padre y bajó las escaleras para dispararle en la cabeza mientras dormía en el sofá. 


Cuando llegó la policía, el menor habló con el oficial Michael Foster y le preguntó: “¿Las personas tienen más de una vida?”. 


Luego del veredicto del juez, Joseph no mostró ninguna reacción y acató el fallo con serenidad.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×