Miércoles, 7 de diciembre de 2016

| 1990/12/31 00:00

CONTEO REGRESIVO

El Consejo de Seguridad de la ONU autoriza el uso de la fuerza contra Irak, y el mundo entero espera el 15 de enero, el comienzo de la guerra.

CONTEO REGRESIVO

La Organización de las Naciones Unidas no asistia a una sesión tan tensa desde 1950. El jueves de la semana pasada, el Consejo de Seguridad se reunió con un objetivo específico: determinar si el máximo organismo internacional autorizaría el empleo de la fuerza para sacar a Irak del invadido Kuwait. La expectativa mundial era enorme, porque del resultado de la reunión, podría determinarse el destino de la paz en el mundo. Y el resultado pareció colmar todos los pronósticos.
La razón es clara: el Consejo aprobó la resolución 678, con una mayoría de 12 votos a favor contra dos en contra y una abstención. En el texto, se concedió a Irak un plazo que se vencera el 15 de enero, para retirarse de Kuwait.
"Debemos poner las alternativas de Hussein en términos inconfundibles", habra dicho el secretario de Estado James Baker, minutos antes de comenzar la sesión. Y el resultado le dio la razón. "La opción militar es real, no se trata de un truco", dijo en su apoyo el secretario britanico Douglas Hurd. Pero a pesar de esas belicosas afirmaciones, los ministros coincidieron en afirmar que su acción era un gesto de paz, porque daba a Hussein 45 días para reflexionar sobre su futuro . "Esta resolución ha sido adoptada para salvaguardar la paz", dijo el sovietico Eduard Shevardnadze. Y el canciller colombiano Luis Fernando Jaramillo dijo que el plazo serviría para intensificar los esfuerzos para conseguir una solución pacífica al conflicto y que, en el mismo término, Colombia, Cuba, Malasia y Yemen impulsarían una nueva resolución del Consejo de Seguridad que inste al secretario general Javier Perez de Cuellar, para que "desempeñe un papel activo en la busqueda de la paz" .
El éxito diplomático de Estados Unidos coronó dos semanas de intensos viajes del secretario de Estado James Baker, quien visitó los países miembros del Consejo. Pero también se dice que influyó en el animo del Consejo el testimonio de las atrocidades cometidas por las tropas de Irak en Kuwait.
La resolución (ver recuadro) no menciona en forma expllcita el uso de la fuerza, pero al autorizar a los Estados miembros para que "utilicen todos los medios necesarios" para hacer cumplir las resoluciones contra Irak, el planteamiento de una guerra iminente aparece en toda su dimensión.
¿BOMBA ATOMICA?
La resolución se produjo en momentos en que el debate interno sobre la guerra crecía en intensidad en Estados Unidos. En esa misma semana, el gobierno del presidente George Bush había afirmado que Irak tendría que ser atacado, porque lo contrario significaría darle un tiempo precioso para terminar la confección de la bomba nuclear. A juicio de la administración, Bagdad podría tenerla lista en sólo unos cuantos meses. Pero la Agencia Intemacional de Energía Atómica, con sede en Ginebra, declaró la semana pasada que la cantidad de uranio enriquecido en poder de Irak, -rescatado del ataque de aviones israelíes contra una central nuclear iraquí en 1981 se mantenia en su lugar de almacenamiento. La inspección del organismo intemacional, realizada en desarrollo del Tratado contra la proliferación de Armas Nucleares, se hizo con el cumplimiento de las normas de verificación usuales. Hans Meyer, vocero de la entidad afirmó en Viena que "el uranio se encuentra donde debería estar, y por lo tanto podemos afirmar que no se ha usado para construir bomba atómica alguna" . Los expertos consideran que con esa cantidad, 28 libras, se podría construir una 44 bomba casera" de potencia similar a la de Hiroshima. Pero para llegar a tener una real capacidad belica nuclear, "tendrían que pasar por lo menos de dos a diez años, suponiendo que Bagdad contara con las centrífugas necesarias para tratar el uranio" .
Los voceros de la Casa Blanca se apresuraron a desmentir lo declarado desde Viena, y afirmaron, sin dar detalles, que Bagdad estaba realizando operaciones encubiertas, no verificables por la AIEA, y que Irak podría hacer una bommba atómica en poco tiempo.
Pero algunos observaciones, entre otros los editorales del periódico The New York Times, continuaban preguntándose cuál sería la prisa de Bush por desancadenar una guerra. Y tomando el nuevo argumento de la amenaza nuclear, afirma que la Casa Blanca había recogido esa razón, luego que las encuestas revelaran la causa que más movía a la opinión pública norteamericana a favor de la guerra, era precisamente el temor a una bomba atómica enemiga. Y eso que en julio pasado, el gobierno se sentía tan tranquilo sobre la amenaza nuclear de Irak, que se opuso en el Congreso a que impusiera sanciones, por ese motivo, al gobierno de Hussein.
Hussein, terciando desde Bagdad, afirmó que si tuviera la bomba, "no se avergonzaría por reconocerlo, porque todo el mundo sabe que hay algunos países del Tercer Mundo que la tienen, y que en la región, es Israel quien la tiene.

DEBATE INTERIOR
Pero esa no era la única opinión en contra de la guerra. Sólo un día antes de la reunión del Consejo de Seguridad, comparecieron ante la comisión de Servicios Armados del Senado dos prominentes militares retirados, el almirante William Crowe y el general David Jones. Crowe (el oficial de más alto rango durante el segundo gobierno de Regan) dijo a los congresistas que no entendía cómo no se daba tiempo a las sanciones para producir efecto, y porqué "algunos esperan que los limitares entrenen soldados para enfrenttar el fuego enemigo pero dudan de su capacidad para capacitarlos para ocupar un terreno y esperar pacientemente". Crowe dijo también que un golpe contra Irak podría inflamar los sentimientos antinorteamericanos en el mundo árabe.
Los testimonios de los militares retirados hicieron eco de los de dos importantes oficiales en servicio activo el general Norman Schwarzkopf (comandante de las fuerzas en el golfo) y el general Alfred Gray (comandante de Marines), quienes habían dicho hace unas semanas que Estados Unidos debería evitar una carrera hacía la guerra y darle a las sanciones tiempo para actuar.
Pero la opinión de otros expertos es radicalmente opuesta. Henry Kissinger, el antiguo secretario de Estado, afirmó ante la misma comisión -reflejando una opinión muy extendida en algunos medios que Estados Unidos no podría darse el lujo de esperar un año para que las sanciones funcionaran, porque la presencia prolongada de sus soldados en tierras árabes podría desestabilizar a Arabia Saudita y a otros Estados de la región.

REUNION DEL CONGRESO
Bush ha recibido en multiples oportunidades la advertencia de que no lance una guerra contra Irak sin obtener previamente la autorizacian del Congreso.
Esa advertencia no sólo viene de quienes, como el representante Richard Gephardt y el senador Sam Nunn, se oponen radicalmente a la guerra inmediata, sino también de sectores que defienden la responsabilidad del Congreso frente a semejante decisión.
Sin embargo, la cuestión de si Bush convocaría a una sesión especial del Congreso en las próximas semanas, permanecía en el misterio. El republicano Bob Dole, dijo la semana pasada que las posibilidades eran "más de 50-50" . No se especificó el tipo de rasolución que se pretendería debatir en ese momento pero todo indicaba que el propósito ser que se adoptara una decisión semejante la del Consejo de Seguridad de la ONU. Los estrategas de la Casa Blanca querrían de esa forma aprovechar el impulso tomado por la decisión del organismo mundial, pero el senador demócrata Edward Kennedy advirtió que "la ONU no pueden decidir el momento en que Estados Unidos vaya a la guerra".
Algunos observadores anotaron que la reunión del Congreso podría resulta contraproducente para Bush, pues la bancada demócrata podría restringir sus movimientos y hacer imposible, en la práctica, ir a la guerra.

REACCIONES EN BAGDAD
Como era de esperarse, la resolución del Consejo de Seguridad fue recibida e Bagdad con agresividad. El gobierno de Hussein advirtió que ignoraría la resolución, del mismo modo que había ignorado las 11 resoluciones anteriores. "Poner una fecha como ultimátum es más parecido a una acción de policía que a un esfuerzo serio para resolver los problemas de la región", afirmó el embajador iraquí ante las Naciones Unidas, Abdul Amir al-Anbari.

Por su parte, el propio Saddam Hussein dijo, en un desafiante discurso en Bagdad, que no tenía ningun temor de luchar contra Estados Unidos y que su tecnología bélica le permitiria derribar hasta los famosos cazas Stealth, invisibles para el radar.
Su canciller, Tarek Aziz, no se quedó atrás cuando afirmó que "Irak nunca sucumbira ante la presión extranjera" .
El comentario se referia a una tensa reunión en Moscú, en la que el iraquí fue fuertemente advertido por el presidente sovietico Mijail Gorbachov, en el sentido de que si Irak no se retiraba de Kuwait, tendria que soportar las consecuencias.
Al final de la semana, Bush hizo un gesto que fue considerado como el lanzamiento de una rama de olivo, aunque su éxito se consideró poco probable.
Invitóa la Casa Blanca a Tarek Aziz, tras afirmar que esperaba que James Baker fuera también a Bagdad, en un importante cambio de actitud, pues hasta entonces, la unica posibilidad de diálogo admitida por Washington pasaba por la retirada incondicional y previa de Irak de Kuwait. Pero su propuesta fue acompañada por más amenazas, y en esas condiciones, pocos creen que vaya a tener efecto alguno.
Por eso, el mundo sigue con expectiva creciente un proceso que no parece tener otra salida que la confrontación armada.

LAS 11 RESOLUCIONES ANTERIORES .Agosto 2: Se condena la invasión a Kuwait y se ordena el inmediato retiro de las fuerzas iraqules.

.Agosto 6: Se imponen fuertes restricciones al comercio internacional con Irak, con la excepción de la medicina y, en ciertas circunstancias humanitarias, la comida.

. Agosto 9: Se declara nula e inexistente la anexión de Kuwait por parte de Irak.

.Agosto 18: Se exige que Irak permita la salida de extranjeros retenidos allí y que revoque su decisión de cerrar las embajadas en Kuwait.

.Agosto 25: Se autoriza a los países miembros a usar en forma limitada la fuerza naval para asegurar el cumplimiento de las sanciones comerciales. Las armadas podran detener los barcos sospechosos, de acuerdo con las circunstancias .

.Sept. 13: Se permite el envío de comida a Irak y Kuwait en caso de necesidad humanitaria, y reafirma que las medicinas no estan incluidas en el embargo.

.Sept. 16: Se condenan los ataques iraqules contra las embajadas de Francia y otros países en Kuwait.
.Sept. 24: Una medida procedimental es adoptada para evaluar los daños sufridos por los países afectados y examinar su petición de ayuda.
.Sept. 25: Se prohíbe el tráfico aereo de y hacia Irak, salvo en vuelos humanitarios y en los específicamente autorizados por el Consejo.
.Oct. 29: Se pretende evaluar los daños sufridos por Kuwait, y documentar la evidencia de pillaje económico y violación de derechos humanos. Se permite al Secretario General que busque una solución, pero deja abierta la posibilidad de acciones ulteriores.

.Nov. 28: Se solicita al Secretario General resguardar una copia del registro kuwaitI de población, a fin de obstaculizar los intentos de Saddam por repoblar el país con ciudadanos iraquíes.

EL TEXTO DE LA RESOLUCION
El Consejo de Seguridad: Recordando y reafirmando sus resoluciones 660 (1990), 661 (1990), 662 (1990), 664 (1990), 665 (1990), 665(1990), 667 (1990), 669 (1990), 670 (1990), 674 (1990) y 677 (1990),
Observando que, a pesar de todos los esfuerzos de las Naciones Unidas, Irak, en abierto desacato del Consejo, se niega a cumplir su obligación de aplicar la resolución 660 (1990) y las resoluciones pertinentes que la siguieron y a que se hace referencia en el parrafo precedente,
Consciente de los deberes y obligaciones que le incumben con arreglo a la Carta de las Naciones Unidas en cuanto al mantenimiento y la preservación de la paz y la seguridad internacionales,
Resuelto a lograr el pleno cumplimientode sus decisiones,
Actuando con arreglo al Capítulo VII de la Carta de las Naciones Unidas,
1. Exige que Irak cumpla plenamente la resolución 660 (1990) y todas las resoluciones pertinentes que la siguieron y decide, como muestra de buena voluntad y al tiempo que mantiene todas sus decisiones, dar una última oportunidad a Irak para que lo haga;
2. Autoriza a los Estados Miembros que cooperan con el Gobierno de Kuwait para que, a menos que Irak cumpla plenamente para el 15 de enero de 1991 o antes, las resoluciones que anteceden, como se indica en el parrafo 1 de la presente resolución, utilicen todos los medios necesarios para hacer valer y llevar a la práctica la resolución 660 (1990) del Consejo de Seguridad y todas las resoluciones pertinentes que la siguieron y para restablecer la paz y la seguridad internacionales en la región;
3. Pide a todos los Estados que proporcionen apoyo adecuado para las medidas que se adopten de conformidad con el parrafo 2 de la presente resolución;
4. Pide a los Estados interesados que lo mantengan periódicamente informado de lo que ocurra respecto de las medidas que se adopten de conformidad con los parrafos 2 y 3 de la presente resolución;
5. Decide mantener en examen la cuestión.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.