Domingo, 11 de diciembre de 2016

| 2010/01/11 00:00

Corea del N. pide tratado de paz con EE.UU.

Este país abandonó en abril las conversaciones sobre su programa nuclear.

Corea del N. pide tratado de paz con EE.UU.

Corea del Norte ofreció mejorar sus relaciones con Washington a cambio de un tratado de paz que sustituya al alto el fuego con el que concluyó la Guerra de Corea en 1953.
 
Poco después de este ofrecimiento, Estados Unidos aseguró que, como paso previo, Pyongyang debería mejorar su "terrible" falta de respeto a los derechos humanos.

Corea del Norte anunció este lunes que estaría dispuesta a regresar a las conversaciones sobre su programa nuclear a cambio de un tratado de paz con Estados Unidos y un acuerdo que acabara con las sanciones vigentes en estos momentos.

La Guerra de Corea -conflicto que terminó con la separación de Corea en dos estados- acabó con un alto el fuego y, más de cincuenta años después, no se ha firmado un tratado de paz entre las partes beligerantes.

Oferta de diálogo
En una declaración del gobierno de Corea del Norte, publicada por la agencia de noticias estatal, el Ministerio de Exteriores aseguró que "es esencial concluir un tratado de paz para acabar con el estado de guerra, la raíz en la que está la causa de las relaciones hostiles" entre Pyongyang y Washington.

En ocasiones anteriores, Corea del Norte había mostrado su disposición a regresar a las negociaciones sobre su programa nuclear, pero ésta es la primera vez que establece unas condiciones claras para ello.

Poco después de este ofrecimiento, el enviado especial de Estados Unidos para los derechos humanos en Corea del Norte, Robert King -que se encuentra en su primera visita oficial a Corea del Sur- describió como "terrible" la situación de los derechos humanos en el país.

"Es uno de los peores lugares en términos de falta de respeto a los derechos humanos", declaró en su primer día de visita a Corea del Sur.

"Tal como hemos dicho en muchas ocasiones, una relación entre Estados Unidos y Corea del Norte tiene que tratar también la cuestión de los derechos humanos", apuntó King tras una reunión con el ministro surcoreano de Exteriores, Yu Myung-Hwan.

Derechos humanos
"Para mejorar las relaciones entre Washington y Pyongyang tendrán que aumentar el respeto a los derechos humanos. Ésa es una de las condiciones importantes", indicó.
El pasado abril, Pyongyang se retiró de las conversaciones sobre el fin de su programa nuclear después de que la prueba de un misil de largo alcance causara una amplia condena de la comunidad internacional.

"Estados Unidos mantiene como uno de sus objetivos la eliminación de las armas nucleares de toda la península de Corea y no aceptará unilateralmente a Corea del Norte como un estado nuclear. Sus aliados regionales, especialmente Japón y Corea del Sur, estarían alarmados si así lo hiciera", apuntó el especialista en asuntos internacionales de la BBC, Paul Reynolds.

En este sentido, la presión internacional creció en mayo tras otra prueba nuclear, que llevó a Naciones Unidas a ampliar las sanciones contra el país asiático.

Sin embargo, en diciembre –a raíz de la visita a Pyongyang de Stephen Bosworth, enviado especial del presidente de Estados Unidos, Barack Obama-, Corea del Norte anunció que trabajaría con Washington para "limar las diferencias existentes".

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.