Viernes, 24 de octubre de 2014

| 2013/03/08 00:00

Corea del Norte anula pactos de no agresión con el Sur

El anuncio se produce luego de que la ONU aprobara nuevas sanciones a Pyongyang.

Kim Jong Un a bordo de una embarcación mientras inspecciona el Destacamento de Defensa en los islotes de Jangjae y Mu, al suroccidente de Corea del Norte. Foto: Agencia de Noticias Central Norcoreana.
;
BBC

Corea del Norte anunció el viernes la anulación de los pactos de no agresión con Corea del Sur y la ruptura de una línea directa con Seúl, horas después de que el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas aprobara nuevas sanciones a Pyongyang, tras una tercera ronda de pruebas nucleares en febrero.

La resolución de la ONU se dio en respuesta a la prueba nuclear de Corea del Norte el mes pasado.

Anteriormente, Pyongyang se había comprometido a hacer uso de su derecho a un ataque nuclear preventivo contra sus "agresores".

El último anuncio, hecho por la agencia norcoreana de noticias estatales, dice que el Norte está cancelando todos los pactos de no agresión con el Sur, además de cerrar el paso principal en la frontera, Panmunjom, dentro de la Zona Desmilitarizada.

Afirmó que estaba notificando al Sur el corte "inmediato" de la línea telefónica de emergencia Norte-Sur.

La línea de emergencia, instalada en 1971, pretende ser un medio de comunicación directa en momentos de alta tensión, pero también se utiliza para coordinar el paso de personas y mercancías a través de la Zona Desmilitarizada, fuertemente fortificada.

Después de la Guerra de Corea entre 1950 y 1953 -que, en plena Guerra Fría, fue objeto de intervención internacional-, los dos países llegaron a un acuerdo de no agresión. Sin embargo, los ataques se han mantenido hasta hoy en día.

'Suicidio'

Fue reportado por medios norcoreano que Kim Jong-un, líder de Corea del Norte, visitó a las unidades militares que participaron en el bombardeo a una isla surcoreana en 2010.

Según la agencia norcoreana de noticias, el gobierno de Pyongyang urgió a los soldados estar listos a "aniquilar al enemigo" en cualquier momento, y reconfirmó los llamados "objetivos enemigos" en cinco islas en el Mar del Oeste.

Por su parte, Estados Unidos, foco principal de la ira de Corea del Norte, dijo ser capaz de protegerse a sí mismo y a sus aliados de cualquier ataque.

"Se tiene que tomar en serio lo que dice cualquier gobierno ", dijo el portavoz del Departamento de Estado, Victoria Nuland, de la amenaza nuclear.

"Es por eso que repito aquí que somos perfectamente capaces de defender a Estados Unidos. Pero también quiero decir que, por desgracia, este tipo de retórica extrema no ha sido inusual para este régimen."

El senador Robert Menéndez, quien preside el Comité de Relaciones Exteriores del Senado estadounidense, dijo que Corea del Norte sabía el costo que implica cualquier ataque.

"No creo que el régimen de Pyongyang quiera suicidarse, pero debe saber que ese sería el resultado de un ataque contra los Estados Unidos", afirmó.

Sanciones

Un poco antes el jueves, el Consejo de Seguridad de la ONU respaldó unánimemente la Resolución 2094, que impone la cuarta serie de sanciones contra el Norte.

La resolución recae sobre diplomáticos norcoreanos, transferencias de efectivo y el acceso a bienes de lujo.

Se impone la congelación de activos y la prohibición de viaje a tres personas y dos compañías relacionadas con el ejército de Corea del Norte.

Después de la votación, Susan Rice, embajadora de EE.UU. ante la ONU, afirmó que el documento "condena enérgicamente" las acciones de Pyongyang.

Rice dijo que las sanciones "obstaculizarán aún más", la capacidad de Corea del Norte de desarrollar su programa nuclear.

Rice también advirtió que la ONU "tomará medidas significativas" si Pyongyang lleva a cabo otra prueba nuclear.

El portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores chino, Qin Gang, emitió una declaración en apoyo a la resolución de la ONU y la describió como una "respuesta moderada".

Dijo que China instó a "las partes interesadas" a mantener la calma y a "abstenerse de hacer cualquier acción que pueda agravar la tensión".

Antes de la votación de la ONU, Pyongyang acusó a EE.UU. de presionar el inicio de una guerra.

"Mientras los Estados Unidos está dispuesto a provocar una guerra nuclear, nuestras fuerzas ejercerán su derecho a un ataque nuclear preventivo", dijo el Ministerio de Relaciones Exteriores de Corea del Norte, en un comunicado difundido por la agencia de noticias KCNA.

La corresponsal de BBC en Seúl, Lucy Williamson, dice que la mayoría de surcoreanos no creen que el norte pueda cumplir su amenaza de lanzar un ataque nuclear preventivo contra ellos, pero afirma que están más nerviosos respecto a crisis anteriores.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×