21 marzo 2013

Enviar a un amigo

Email destino:

Nombre remitente:

Email remitente:

Corea del Norte le da la bienvenida a los 'gringos'

TURISMOAunque parezca incoherente, cientos de estadounidenses tienen al país asiático entre sus destinos turísticos favoritos.

Corea del Norte le da la bienvenida a los 'gringos'. Uno de los visitantes al lado de soldados norcoreanos.

Uno de los visitantes al lado de soldados norcoreanos.

Foto: Uri Tours (Facebook).

Luego de que el jugador de baloncesto Dennis Rodman viajara a Corea del Norte y paseara casi de la mano con el líder Kim Jong-un, el país asiático, que para Estados Unidos es un peligro por su manipulación de material nuclear, ahora parece ser un destino turístico fenomenal.

Existe una explosión en el número de estadounidenses que están viajando al pequeño país del lejano oriente y este incremento exponencial se viene dando desde 2009, según datos de la importante compañía turística de New Jersey, Uri Tours.

Esta agencia fue la misma que ayudó a Dennis Rodman  en su viaje y dice estar a la espera de por lo menos 500 visas de turistas que han tramitado sus viajes a Corea del Norte con ellos. Uri Tours indica que las solicitudes han crecido en un 500 por ciento desde que el país asiático abrió sus puertas a los turistas en 2009.

Sin embargo, los visitantes potenciales no pueden pretender que su viaje sea como un viaje a las islas del Atlántico o a algún país europeo. Cada turista que llega a Corea del Norte tiene asignado un “vigilante” el trabajo de esta persona contratada por el gobierno norcoreano es estar a la sombra del visitante en cada lugar que vaya, sin excepciones.

“Conoces a un tipo que se comporta como si fuera el tío gracioso de la familia, no se te despega ni un segundo, no es tan molesto en realidad. Jamás te imaginarías que trabaja para uno de los regimenes más autoritarios del planeta” dijo un estudiante de la Universidad de Columbia que visitó el país.

El joven le dijo a The New Yor Post que los visitantes no se sienten totalmente cómodos, pero los instó a que asistan pues es una gran experiencia.

Otros visitantes afirmaron que cuando solictaron permiso para ir a un parque a trotar, les dijeron que no podían y solo los dejaron trotar alrededor del hotel, eso sí, los “guardias” hicieron deporte a su lado.

Uri Tours tiene un ideal. Tal vez mientras más americanos vayan a Corea del Norte, los ciudadanos y hasta el gobierno cambien su percepción sobre occidente y piensen “wow, los gringos no son tan malos”.

Aunque suene extraño, los coreanos ofrecen un gran listado de planes turísticos, la campaña anti occidente se ha disminuido y ya es difícil encontrarla en las calles.
PUBLICIDAD
Horóscopo
Semana en Facebook
Publicidad