Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 2/18/2017 12:00:00 AM

¡Qué bonita familia!

Kim Jong-nam pasó de ser el favorito para liderar Corea del Norte, a ser un paria envenenado por órdenes de su medio hermano. ¿Quién era el hijo mayor de Kim Jong-il?

Las agencias de inteligencia de Corea del Sur afirman que Kim Jong-un, el dirigente del país más hermético del mundo, ordenó asesinar a su medio hermano, Kim Jong-nam. Aparentemente, los agentes norcoreanos rastrearon a Kim Jong-nam, exiliado hace 15 años, usando su perfil de Facebook, en el que publicaba fotos de sus viajes, amigos y mascotas. Antes de morir en camino a un hospital en Malasia, Jong-nam le dijo a los paramédicos del aeropuerto de Kuala Lumpur que lo habían atacado por la espalda con un aerosol mientras esperaba para abordar un vuelo hacia Macao. Tras el episodio, la Policía detuvo a las dos mujeres que lo habrían envenenado, una de las cuales aparece en las cámaras de seguridad usando una camisa estampada con el acrónimo LOL (riendo en voz alta). Igualmente, las autoridades malasias informaron que enviados de Corea del Norte se opusieron a que se le realizara una autopsia al cadáver. Y en medio de las celebraciones del cumpleaños del fallecido líder Kim Jong-il, la prensa norcoreana omitió hacer cualquier mención de la muerte de su primogénito.

El hijo mayor de Kim Jong-il nació en Pyongyang en 1971, fruto del sórdido romance entre Kim y la actriz y bailarina Song Hye-rim. Creció alejado de los ojos de su abuelo, el líder supremo Kim Il-sung, quien no aprobaba la relación de su hijo con una actriz. Pasó gran parte de su infancia en internados en Moscú y Ginebra, y regresó a Corea del Norte a los 18 años, cuando empezó a trabajar en el Ministerio de Seguridad. Por ser el hijo mayor, se esperaba que heredara el puesto de su padre. Sin embargo, perdió el favor de Kim Jong-il en 2001, tras ser arrestado en Japón por usar un pasaporte dominicano falso para visitar el Disneyland de Tokyo. Se rumora que Kim Jong-il estaba tan avergonzado con el incidente que amenazó con mandar a su hijo a un campo de trabajos forzados en una mina de carbón.

También le puede interesar: El misterioso "asesinato" de Kim Jong-nam, el hermanastro del líder supremo Corea del Norte, Kim Jong-un

A cambio, envió a Kim Jong-nam al exilio, donde se ganó la reputación de playboy internacional, a menudo fotografiado con mujeres en aeropuertos de Asia y Europa. Además, visitaba frecuentemente los casinos de la región de Macao, en donde tenía una lujosa mansión. Igualmente, tuvo al menos dos hijos con sendas esposas que residían en China y Singapur. Jong-nam le dijo al periodista japonés Yoji Gomi que viajaba constantemente “porque como fui educado en Occidente, pude disfrutar de mi libertad desde una edad temprana y todavía amo ser libre”. Además de su controvertido estilo de vida, poco acorde con los valores socialistas, Kim Jong-nam era crítico del sistema político de su país.

Cuando Jong-un asumió el poder en 2012, Jong-nam afirmó que le preocupaba que su medio hermano “quien apenas se parece a mi abuelo, no sea capaz de satisfacer las necesidades de los norcoreanos. Él es solo una figura nominal y los miembros de la elite realmente tienen el poder. La sucesión dinástica es un chiste para el mundo exterior”. Con ello, Jong-un habría emitido una orden para asesinarlo. Como respuesta, Jong-nam le habría enviado una carta a su medio hermano para rogarle que le perdonara la vida a él y a su familia.

Si bien Jong-nam reiteró en varias ocasiones que no le interesaba asumir el liderazgo del país, se rumora que el irascible Jong-un temía que su medio hermano pudiera jugar un papel importante en un eventual ataque en su contra. Por lo tanto, muchos consideran que el asesinato es producto de la paranoia del líder. Cheong Seong-chang, experto del Sejong Institute, le dijo al diario The New York Times que “asesinando a Kim Jong-nam, Kim Jong-un puede haberse sacado una espina, pero solo logró aumentar el aislamiento de su país. Su muerte también empeora las relaciones con China, que había estado protegiendo a su medio hermano”. Este sería el segundo asesinato familiar que se le atribuye a Kim Jong-un desde 2013, cuando el mandatario ordenó la ejecución de su tío y exconsejero, Jang Song-thaek. Los Kim, una bonita familia. 

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1839

PORTADA

Odebrecht: ¡Crecen los tentáculos!

Las nuevas revelaciones del escándalo sacuden al Congreso y al director de la ANI. Con la nueva situación cambia el ajedrez político al comenzar la campaña electoral.