Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 7/20/2015 7:11:00 PM

"Hoy empezamos a reparar lo que estaba dañado con Cuba"

El secretario de Estado de EE.UU., John Kerry, se mostró optimista respecto al futuro de las relaciones binacionales que tendrá su país con Cuba en los próximos años.

Con la bandera cubana ondeando en el cielo de Washington por primera vez en 54 años, el canciller de Cuba, Bruno Rodríguez, dio hoy por abierta una nueva y "compleja" fase en la relación con EE.UU., marcada por la persistencia del embargo y las diferencias respecto a los derechos humanos.

En día del restablecimiento de las relaciones diplomáticas cubano-estadounidenses, Rodríguez encabezó una concurrida ceremonia para inaugurar la embajada cubana en Washington, situada en el mismo edificio donde desde 1961 había operado la sección de intereses, y después mantuvo una larga reunión con el secretario de Estado, John Kerry.

Kerry aprovechó para anunciar que viajará a La Habana el próximo 14 de agosto para izar la bandera de la embajada estadounidense en Cuba, lo que le convertirá en el primer titular de Exteriores estadounidense que visita Cuba desde 1945.

Rodríguez también hizo hoy historia al convertirse en el primer ministro de Exteriores cubano que visita el Departamento de Estado de EE.UU. desde 1958.

"Hoy se abre la oportunidad de empezar a trabajar para fundar unas relaciones bilaterales nuevas y distintas frente a todo lo anterior", dijo Rodríguez en un discurso dentro de la embajada, poco después de izar la bandera de Cuba en el jardín.

Unos 500 invitados, entre ellos legisladores estadounidenses, funcionarios de la Administración de Barack Obama, empresarios y artistas como el actor estadounidense Danny Glover o el cantautor cubano Silvio Rodríguez, atendieron la alocución del canciller desde la nueva embajada, abarrotada en sus tres pisos.

El discurso de Rodríguez estuvo lleno de referencias al conflictivo pasado entre ambas naciones por la "desmedida apetencia de dominación" de EE.UU. y al hecho de que, según Cuba, "nunca ha habido relaciones normales" entre los dos países, ni siquiera antes de la ruptura de los lazos diplomáticos en 1961.

"Solo la eliminación del bloqueo económico, comercial y financiero que tanto daño y privaciones ocasiona a nuestro pueblo, la devolución del territorio ocupado en Guantánamo y el respeto a la soberanía de Cuba darán sentido al hecho histórico que estamos viviendo hoy", subrayó Rodríguez.

Unas horas después, en una conferencia de prensa en el Departamento de Estado, Kerry coincidió en que el proceso de normalización completa de las relaciones será "largo y complejo" e incluirá "momentos de frustración", pero éste es "un viaje que se ha aplazado demasiado tiempo".

"Celebramos este día, el 20 de julio, porque hoy empezamos a reparar lo que estaba dañado y a abrir lo que tanto tiempo ha estado cerrado", afirmó Kerry en unas declaraciones en español.

Respecto al embargo económico que aún pesa sobre la isla, Kerry recordó que únicamente el Congreso estadounidense puede levantarlo y confió en que a medida que se desarrolla la relación, "en las próximas semanas, meses o años, esperemos que no demasiados años", quienes se oponen a la nueva política dejen de hacerlo.

En cambio, en cuanto al reclamo cubano sobre el territorio de Guantánamo, Kerry dijo que por ahora "no hay intención" de parte de estadounidense "para alterar el tratado de alquiler existente ni otros arreglos relativos a la base naval".

"Entendemos que Cuba tiene ideas fuertes al respecto. Y no puedo decir lo que pasará en un futuro, pero por el momento, eso no forma parte de la conversación por nuestra parte", zanjó Kerry.

En su reunión, Kerry y Rodríguez hablaron de varios de los temas pendientes en la recién retomada relación bilateral, como el espinoso diálogo sobre derechos humanos y la cooperación en cuestiones de seguridad, lucha contra el narcotráfico o telecomunicaciones.

También conversaron sobre la actualidad en Latinoamérica, y en particular sobre Venezuela.

Kerry confió en que el restablecimiento de relaciones con Cuba impulse el proceso de diálogo entre Washington y Caracas para rebajar las tensiones.

La Casa Blanca aseguró hoy que, con la apertura de embajadas en las respectivas capitales, los diplomáticos estadounidenses "tendrán la capacidad de relacionarse de forma más amplia en toda la isla, con el Gobierno cubano, la sociedad civil y cubanos de a pie", según un comunicado del portavoz de Obama, Josh Earnest.

En la antes sección de intereses y ahora embajada de Cuba en Washington, muchos cubanos y estadounidenses brindaban con un mojito por algo que hace apenas unos meses no alcanzaban ni a imaginar: una relación diplomática sin trabas entre los dos enemigos de la Guerra Fría.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1839

PORTADA

Odebrecht: ¡Crecen los tentáculos!

Las nuevas revelaciones del escándalo sacuden al Congreso y al director de la ANI. Con la nueva situación cambia el ajedrez político al comenzar la campaña electoral.