Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 7/18/2009 12:00:00 AM

Cultura y política

El arte también es diplomacia. Así lo confirmaron los cubanos la semana pasada al disfrutar de las presentaciones del Royal Ballet de Gran Bretaña, una de las compañías de danza más prestigiosas del mundo. La puesta en escena contó con el gran bailarín cubano Carlos Acosta e incluyó un tributo a la prima ballerina assoluta Alicia Alonso, directora del Ballet Nacional de Cuba desde 1959. Por su parte, la Filarmónica de Nueva York anunció que cuenta con permiso oficial para visitar la isla en octubre. No es coincidencia que este anuncio se origine en medio de una visible mejoría de las relaciones entre Estados Unidos y Cuba. El presidente Barack Obama ha flexibilizado las restricciones sobre las visitas y envíos de remesas hacia el país castrista, la semana pasada se reanudaron las reuniones sobre inmigración y suspendió una ley restrictiva al comercio de la isla. A veces los instrumentos y el baile son embajadores efectivos entre enemigos históricos.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1830

PORTADA

En la cuerda floja

La economía avanza a paso muy lento. Se necesita con urgencia un estartazo, pero el desánimo y el pesimismo limitan las posibilidades de una recuperación.