Martes, 24 de enero de 2017

| 1998/05/25 00:00

O CURAS O HUTUS

O CURAS O HUTUS

Un juez de Ruanda acaba de condenar a muerte a dos sacerdotes católicos de la etnia hutu por la masacre de 2.000 personas durante el genocidio cometido en 1994 contra la etnia tutsi. Se trata de Jean Francois Kiriyanga y Edouard Nkuririye, quienes en medio del pánico colectivo suscitado por el asesinato indiscriminado de tutsis a manos de militantes hutis abrieron las puertas de su iglesia para brindarles refugio a decenas de fugitivos. Una vez estuvo lleno el templo los curas y sus secuaces no tuvieron inconveniente en echar abajo el edificio con la ayuda de un buldózer. El crimen ha puesto sobre el tapete las limitaciones de la transculturización, porque para los responsables pesaron más sus odios ancestrales que los votos cristianos.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.