Sábado, 21 de enero de 2017

| 2015/10/03 22:00

Se volvió una rutina

El tiroteo en la universidad Umpqua, en Oregon, abrió de nuevo el debate sobre el porte de armas en el país.

La matanza dejó diez muertos y 20 heridos. El tirador, Chris Harper-Mercer, era un joven de 26 años quien también murió después de enfrentarse a la Policía. Según una estudiante que habló con The News Review Today, Mercer entró en su clase y empezó a exigir a los alumnos que dijeran qué religión profesaban. De él solo se sabe que tuvo afinidades por el Partido Republicano y que era un joven solitario que no estaba vinculado a la universidad. No tardó en pronunciarse el presidente estadounidense, Barack Obama, quien se mostró frustrado por tener que volver a reaccionar cada mes con respecto al mismo tema y subrayó que intentaría hacer al menos una “modesta regulación” de las armas debido a que la Constitución no lo permite; “Las condolencias y las oraciones no bastan. Esto se volvió una rutina”, criticó.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.