Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 3/1/2014 12:00:00 AM

Teléfono roto

Si a los norteamericanos les resultaba difícil interceptar a la presidenta de Brasil, Dilma Rousseff, ahora será una misión imposible.

Si a los norteamericanos les resultaba difícil interceptar a la presidenta de Brasil, Dilma Rousseff, ahora será una misión imposible. Esta semana, la mandataria acordó con la Unión Europea tender un cable de fibra óptica desde Lisboa hasta Fortaleza, para reducir la dependencia en las conexiones con Estados Unidos, luego del escándalo de espionaje en septiembre del año pasado. Rousseff aseguró que el proyecto busca garantizar la neutralidad. “Tenemos que respetar la privacidad, los derechos humanos y la soberanía de las naciones”, afirmó. Brasil depende de cables submarinos norteamericanos para casi todas sus comunicaciones con Europa. Por eso, los líderes de la Unión Europea están a favor de la iniciativa, que pondría freno a los espionajes secretos de la Agencia de Seguridad Nacional de Estados Unidos (NSA). Aunque tender el cable cuesta 185 millones de dólares, Rousseff parece dispuesta a pagar el precio que sea necesario con tal de evitar las miradas incómodas de la Casa Blanca. 
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1839

PORTADA

Odebrecht: ¡Crecen los tentáculos!

Las nuevas revelaciones del escándalo sacuden al Congreso y al director de la ANI. Con la nueva situación cambia el ajedrez político al comenzar la campaña electoral.