Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 6/27/2011 12:00:00 AM

Disputa por liderar el FMI entra en su última semana con Lagarde a la cabeza

Pese a los discursos y los llamamientos a un FMI más representativo, el sistema de cuotas de voto sigue inclinando la balanza a favor de las economías avanzadas. La francesa Christine Lagarde continúa como favorita para ocupar la dirección del organismo.

El proceso de selección del próximo director del Fondo Monetario Internacional (FMI) entra en su semana definitiva con la francesa Christine Lagarde como favorita, pese a los apoyos de última hora recibidos por su rival, el mexicano Agustín Carstens. 

El Gobernador del Banco Central de China, Zhou Xiaochuan, dio su apoyo explícito a la francesa, que se asegura así el voto del que será el tercer país con mayor peso en el FMI una vez se lleve a cabo el nuevo reparto de cuotas.

El fin de semana Canadá y Australia, ambos miembros del G-20, anunciaron conjuntamente su apoyo a Carstens, lo que revitaliza algo la candidatura del mexicano, pero no parece suficiente para revertir el equilibrio de fuerzas dentro del organismo internacional.

Pese a los discursos y los llamamientos a un FMI más representativo, el sistema de cuotas de voto sigue inclinando la balanza a favor de las economías avanzadas.

Tanto Estados Unidos, el país con mayor cuota de voto con un 16,8%, como Japón, el segundo con un 6,25%, no han anunciado a quien ofrecerán su apoyo.

Sin embargo, todo parece indicar que mantendrán el respaldo a la candidatura europea, que cuenta con cerca del 40% de la cuota de voto.

El Consejo Ejecutivo, que es el principal órgano del FMI y está formado por 24 miembros que representan a países o grupos de países, tiene previsto reunirse mañana martes para "analizar las fortalezas" de Lagarde y Carstens.

La fecha límite para anunciar el próximo director gerente del Fondo es el jueves 30 de junio, y todo parece indicar que se agotará el plazo.

La pasada semana ambos candidatos se entrevistaron en Washington con el Consejo Ejecutivo del FMI ante el que expusieron sus intenciones como posibles sucesores del francés Dominique Strauss-Kahn, que renunció en mayo pasado y está acusado en Nueva York de intento de violación.

Lagarde, ministra francesa de Finanzas y candidata de la "tradición", cuenta con el respaldo de la Unión Europea, de la gran parte del continente africano y de países como Indonesia, Egipto o Corea del Sur.

Durante su discurso la ministra francesa afirmó su intención de que el FMI sea "más receptivo, ciertamente más efectivo y más legítimo".

Descartó, asimismo, la supuesta complacencia y el posible conflicto de intereses que supone proceder de Europa, en un momento en el que el Viejo Continente se enfrenta a una difícil situación económica con Irlanda, Portugal y Grecia dependientes de paquetes de ayuda financiera internacional.

"No evitaré la sinceridad y la mano dura en mis discusiones con los líderes europeos, todo lo contrario", afirmó Lagarde.

Por su parte, Carstens, actual gobernador del Banco Central de México, defendió su candidatura como la de los "mercados emergentes" y reiteró la necesidad del FMI de romper la tradición, que ha llevado a que todos los directores del Fondo desde su fundación en 1945 hayan sido europeos.

El mexicano criticó la "sobrerrepresentación" de Europa en la institución multilateral y subrayó que el FMI necesita "la mirada fresca" de los mercados emergentes para "no perder su legitimidad".

Sin embargo, la candidatura de Carstens, que al igual que Lagarde se embarcó en una gira mundial para recabar apoyos, no logró el compromiso explícito por las grandes economías emergentes, como China e India, aunque sí que recabó la de la gran mayoría de países latinoamericanos.

Incluso Brasil, la gran economía pujante del continente americano, ha evitado respaldar públicamente al mexicano, aunque en los últimos días funcionarios brasileños han dejado entrever que es posible que finalmente voten por Carstens.

La tradición de un europeo al frente del FMI se remonta a su creación, en la conferencia de Bretton Woods, en 1945, cuando se fundó también su institución hermana, el Banco Mundial.

Entonces, las grandes potencias económicas del mundo acordaron un pacto de caballeros, mantenido durante los 65 años de existencia, que dejó la dirección el Banco Mundial para un estadounidense.
 
EFE
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1839

PORTADA

Odebrecht: ¡Crecen los tentáculos!

Las nuevas revelaciones del escándalo sacuden al Congreso y al director de la ANI. Con la nueva situación cambia el ajedrez político al comenzar la campaña electoral.