Domingo, 4 de diciembre de 2016

| 2015/12/08 11:19

Trump: vuelve y juega

Ahora propone prohibir la entrada de los musulmanes a Estados Unidos.

El precandidato republicano a la Presidencia de Estados Unidos vuelve a encender el debate por su xenofobia.

El empresario Donald Trump, uno de los aspirantes a la candidatura republicana para las elecciones presidenciales de 2016 en Estados Unidos, pidió detener la entrada de musulmanes en Estados Unidos de forma "total y completa".

La petición de Trump se produce apenas una semana después del ataque perpetrado en San Bernardino, California, por un matrimonio musulmán que ha sido acusado de haberse radicalizado.

El aspirante a la presidencia dijo en un comunicado difundido este lunes que las encuestas muestran un "odio" de los musulmanes hacia Estados Unidos que, considera, puede poner en riesgo al país.

El cierre de fronteras, según Trump, debería permanecer "hasta que nuestros representantes puedan determinar qué está pasando".

La Casa Blanca rápidamente criticó los comentarios de Trump, pues dijo que son contrarios a los valores estadounidenses.

Retórica anti-inmigrante

Trump, que lidera las encuestas entre los aspirantes republicanos, ha hecho de las propuestas contra los inmigrantes el centro de su campaña, con proyectos como construir un muro en la frontera sur con México para impedir la entrada a EE.UU. de "violadores" y "adictos a las drogas".

Pero en las últimas semanas, desde los ataques de París, ha virado su atención hacia la población musulmana en Estados Unidos y ha pedido que se vigilen las mezquitas y se registre a los musulmanes en una base de datos.

Esta retórica ha ido en aumento tras los ataques de California la semana pasada en San Bernardino, en el que murieron 14 personas.

Jugar con el miedo

"Sin mirar los datos de las diferentes encuestas, es obvio para cualquiera que el odio está más allá de la comprensión. De dónde viene ese odio y por qué es algo que tenemos que determinar", señaló Trump.

"Hasta que logremos determinar y comprender este problema y la peligrosa amenaza que plantea, nuestro país no puede ser víctima de horrendos ataques de gente que solo cree en la yihad (guerra santa) y que no tiene ningún sentido de la razón o respeto por la vida humana", agregó.

El portavoz de la Casa Blanca Josh Earnest acusó a Trump de "jugar con los miedos" de los ciudadanos para conseguir apoyo a su campaña.

Trump hizo estas declaraciones un día después de que el presidente estadounidense, Barack Obama, se dirigiera a la nación para abordar "la amenaza terrorista" de Estado Islámico y se refiriera al tiroteo de San Bernardino como un "acto de terrorismo".

"Trump dijo todos"

Consultado por el diario político The Hill si Trump se refería también a los musulmanes estadounidenses que puedan estar en el extranjero su portavoz dijo: "El señor trump dijo todos".

Poco después de que Trump hiciera pública su propuesta algunos de sus rivales respondieron.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.