Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 11/12/2016 12:00:00 AM

¿Cumplirá Trump su promesa de bombardear a Estado Islámico?

Donald Trump ha alegado una participación más severa en esta región a pesar de haber criticado el intervencionismo de Estados Unidos. Es preocupante que los extremistas también están celebrando.

Los planes de Donald Trump respecto a Oriente Medio parecen contradecirse entre sí. Por un lado, el futuro presidente ha declarado que se retirará del papel de policía mundial. En ese sentido, dijo que va a obligar a Arabia Saudita a “pagar” por la ayuda militar, mientras que a los regímenes totalitarios, como Turquía y Siria, dejará de exigirles respeto por libertades individuales. Los temas humanitarios, como el de los civiles en Alepo, parecen importarle poco, por lo que los primeros damnificados podrían ser los rebeldes sirios, en especial si concreta su cercanía con Putin. Esta política podría resumirse en tres consecuencias: terminaría de consolidar los totalitarismos de Asad y Erdogan, fortalecería mucho la posición diplomática de Rusia en la zona y forzaría un peligroso reequilibrio de poderes en la región, ya de por sí inestable y violenta.

Aunque contrario a eso, Trump también ha sido muy enfático en que tendrá una mano dura con las organizaciones terroristas de Oriente Medio. El magnate llegó a decir que le “gusta mucho” usar la tortura contra estas y que implementaría métodos todavía más drásticos. Por eso es poco probable que se retire de Irak y quizás incluso aumente la ofensiva contra Estado Islámico. Curiosamente, este no es el peor resultado para este grupo terrorista. Como lo expresó el medio yihadista Alminbar, “la victoria de Trump es una dicha, pues traerá hostilidad contra Estados Unidos de parte de los musulmanes”. Los extremistas han expresado varias veces que la islamofobia y el intervencionismo occidental son su mejor arma para reclutar seguidores y que estalle la guerra religiosa.

Un tercer escenario será Irán, con quien Trump buscará renegociar el acuerdo nuclear, que calificó como “el más estúpido de la historia”. Esa situación, al darle fuerza a la línea dura de Teherán, complicaría las relaciones con el país persa para garantizar su objetivo –las sanciones disuasorias tuvieron poco efecto en frenar la carrera nuclear iraní– y podría acabar con un acuerdo que mal que bien pone trancas a los deseos nucleares de Teherán.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1839

PORTADA

Odebrecht: ¡Crecen los tentáculos!

Las nuevas revelaciones del escándalo sacuden al Congreso y al director de la ANI. Con la nueva situación cambia el ajedrez político al comenzar la campaña electoral.