Miércoles, 7 de diciembre de 2016

| 2010/07/08 00:00

Dos corneados en el segundo encierro de las fiestas de San Fermín

Los toros de Cebada Gago, fieles a su fama de peligro, protagonizaron un emocionante encierro. Dos corredores sufrieron heridas por asta de toro pero ya se encuentran fuera de peligro.

Momento en que un toro de Cebada Gago se encuentra a un corredor en la tramo de la carrera conocido como "la curva Mercaderes-Estafeta". El joven corredor sufrió una cornada en la espalda, calificada con el pronóstico de grave. Foto: EFE

Un toro rezagado que quedó suelto desde la famosa calle Estafeta aumentó el peligro y la emoción del segundo encierro de la fiesta de los sanfermines 2010, celebrado este jueves 8 de julio. El encierro, que tardó tres minutos y treinta segundos, dejó como saldo dos corredores heridos por asta de toro.

Cumpliendo la fama que se han ganado en los veinticinco años que llevan ininterrumpidamente en Pamplona, los toros de Cebada Gago dejaron tras de sí numerosos sustos y momentos de tensión al romperse la manada en Estafeta y completar de forma disgregada un recorrido en el que uno de sus hermanos se quedó atrás, volviéndose en repetidas ocasiones.

Los toros salieron de los corrales de Santo Domingo a las ocho en punto de la mañana (una de la mañana hora colombiana) encabezada por los cabestros y, muy compacta, recorrió los primeros metros cuesta arriba hasta encontrarse con los mozos.

Poco a poco completaron ese primer tramo hermanados, aunque ya algo más estirados, y así llegaron a la plaza del Ayuntamiento, que salvaron sin demasiados problemas hasta poco antes de alcanzar la curva de Estafeta, donde uno de los corredores protagonizó un encontronazo con un animal en el que sufrió una cornada en la espalda.

Aunque ni toros ni mansos llegaron ni siquiera a chocar contra el vallado de esta curva, algo habitual en las carreras, uno de los bravos cayó en el pavimento y, a partir de este momento, siguieron su camino de forma muy fragmentada, lo que permitió a los mozos acercarse a las astas.

Con tres toros con los cabestros en cabeza, el grupo continuó por esta calle, donde un astado de nombre "Cabrero", de pelo ensabanado, se quedó definitivamente descolgado y realizó en solitario el resto de la carrera.

Tremendamente despistado, el toro parecía no encontrar el rumbo y se paró en repetidas ocasiones, girando sobre sus pasos e incluso arremetiendo contra el vallado.

El capote de San Fermín volvió una vez más a ayudar a los corredores, que se empeñaban con ahínco en dirigir al astado hacia los corrales de la Plaza de Toros.

Mientras sus hermanos ya habían entrado en chiqueros, después de que uno de ellos perdiera las manos nada más tocar la arena, el último seguía entreteniéndose por el camino, aunque, una vez en el ruedo, los dobladores supieron con sus capotes llevarlo junto al resto de la manada.

Los heridos fueron trasladados al Hospital de Navarra. Uno de ellos fue atendido de una cornada grave en la espalda que, según los partes facultativos, no comprometió el tórax, lo cual habría hecho más delicada su situación. El otro corredor herido sufrió una cornada en uno de sus muslos, con pronóstico menos grave.

Los toros de Cebada Gago son habituales en los encierros de San Fermín. Desde hace 25 años, esta ganadería comparece de forma continuada y se han ganado fama de peligrosos. En esos cinco lustros, y contando las cornadas de este jueves, los ‘Cebadas’ han ocasionado 40 cornadas. La más grave, la de 1995 que le provocó la muerte a un joven corredor australiano.

En la tarde, fueron lidiados por los españoles Francisco Marco, Sergio Aguilar y Morenito de Aranda.

Quizás por esa fama, este jueves se congregó un mayor número de corredores. Se espera que este fin de semana el número de participantes se eleve y supere los tres mil corredores.

Este viernes se correrá el tercer encierro de la feria de San Fermín el cual lo protagonizarán los toros de Fuente Ymbro, que tendrán su quinta participación en Pamplona y repiten tras haber comparecido el año anterior. En su haber, los encierros de esta ganadería han dejado dos corneados y 20 heridos por traumatismos.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.