Sábado, 25 de octubre de 2014

| 2013/03/06 00:00

Drama y dolor por la muerte del bebé milagro

Lo que parecía una conmovedora historia de supervivencia, terminó en la muerte de una familia completa.

Los médicos dieron a luz al bebé mediante cesárea. Sus padres fallecieron. Foto: AP

Aunque el bebé había sobrevivido, tras la cesárea de emergencia que le practicaron a su mamá luego de un aparatosos accidente de tránsito, tenía complicaciones y murió este lunes.

Sus padres murieron en un choque en Brooklyn (Nueva York) en el que el otro vehículo se dio a la fuga. La noticia conmovió a Estados Unidos pues el pequeño se había convertido en símbolo de los avances de la ciencia y la lucha por la supervivencia.

La policía aún busca al conductor y un pasajero del BMW que huyeron a pie después de embestir el taxi que causó la muerte de la joven embarazada y su marido.

El choque ocurrió en el sector Williamsburg, de Brooklyn, cuando la pareja se dirigía a un hospital. El motor del taxi se incrustó en el asiento posterior donde Raizy Glauber, con siete meses de embarazo, estaba sentada antes de ser catapultada por el golpe.

Su cuerpo cayó debajo de un tractor remolque estacionado, dijeron testigos que corrieron al lugar después de la colisión. Nachman Glauber quedó apresado entre los restos del automóvil y una cuadrilla de emergencia tuvo que cortar el techo para extraerlo.

En los hospitales se comprobó que los dos Glauber habían muerto. Los médicos dieron a luz al bebé mediante cesárea.

Vecinos y amigos de las víctimas dijeron que el varoncito pesó apenas 1,8 kilogramos. El conductor del taxi que los conducía fue tratado por lesiones menores en el hospital y más tarde fue dado de alta.

Los Glaubers estaban casados desde hacía un año aproximadamente y habían comenzado una vida juntos en Williamsburg, donde Raizy Glauber creció en una destacada familia rabínica del Judaísmo Ortodoxo.

Las leyes judías exigen el entierro de sus muertos tan pronto como sea posible, y horas después de sus muertes, al menos 1,000 personas lloraban la pérdida de los Glaubers en el funeral que se llevó a cabo fuera de la sinagoga de la Congregación Yetev Lev D'Satmar.

En Brooklyn reside la colonia más numerosa de judíos ultraortodoxos fuera de Israel, más de 250.000. La comunidad observa reglas estrictas para su vestimenta, costumbres sociales e interacción con el resto de la sociedad. Los varones usan ropas negras que incluyen una casaca larga y sombrero y suelen tener barbas frondosas y patillas enruladas.

Hoy no solo la comunidad judía sino todo Estados Unidos lamenta la muerte en absurdas condiciones de este pequeño y su familia y exige que se haga justicia.

Con información de AP

br />

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×