Jueves, 19 de enero de 2017

| 2008/12/15 00:00

Ecuador entra en moratoria

Ecuador entra en moratoria
;
BBC

Desde este lunes, Ecuador entra oficialmente en cesación de pagos de su deuda externa, al no cancelar el pago de bonos por US$30,6 millones que vencen hoy. El anuncio de la moratoria fue hecho el viernes pasado por el presidente Rafael Correa, quien calificó de ilegítimos algunos de los pagos de la deuda externa, que asciende a US$10.000 millones.

El país enfrenta ahora un panorama incierto. El gobierno está consciente de que la medida generará acciones por parte de los acreedores y espera que en vez de disputas se puedan negociar "salidas amigables".

El presidente Rafael Correa dijo en su intervención radial sabatina que "se pueden venir demandas, juicios, embargos", pero que a la vez el Estado ha tomado "todas las precauciones".

"Esto me ha quitado mucho el sueño, he rezado mucho para que Dios me ayude a tomar la decisión adecuada. Hay grandes riesgos en esto, hay buitres externos, pero buitres internos también", dijo Correa.

¿Guerra financiera?

En la víspera, durante el anuncio de la medida de no pagar los intereses de los bonos Global 2012, el mandatario también advirtió que el país se enfrentará a "verdaderos monstruos" que no dudarán en "tratar de aplastar al país y tratar de hacer de Ecuador un efecto de demostración".

Ricardo Patiño, ministro Coordinador de la Política y presidente de la comisión que auditó la deuda pública ecuatoriana de los últimos 30 años, afirmó en una rueda de prensa que Ecuador "está preparado" para afrontar una "guerra" con el sistema financiero internacional.

En una entrevista con BBC Mundo, Patiño aseguró que el gobierno ha "valorizado las posibles consecuencias" y escenarios que tendrá que afrontar Ecuador en los próximos meses, pero recalcó que era "indispensable hacer una reparación histórica para nuestro Estado, para nuestro gobierno y para nuestro pueblo" al no pagar una deuda que califica de "ilegítima e ilegal".

"Nosotros estamos haciendo una reparación histórica, los resultados finales no los podemos prever, tenemos un planteamiento concreto y acciones que hemos decidido tomar y ya veremos en el transcurso de las semanas próximas cuáles son los resultados, pero nosotros estamos defendiendo a nuestro pueblo", dijo Patiño a BBC Mundo.
"Deuda inmoral"

Este lunes se cierra el plazo para pagar los US$30,6 millones de intereses vencidos correspondientes a los bonos Global 2012 de la deuda externa ecuatoriana, pero de acuerdo a exigencias del contrato se debían cancelar los valores con un día laborable de anticipación para distribuir el pago a los tenedores de papeles; por este motivo Correa prefirió hacer pública la medida este viernes.

La decisión presidencial se sustentó en los resultados de una auditoría, auspiciada por el gobierno, que declaró que existieron presuntas ilegalidades en la contratación de varios tramos de la deuda pública.

"Era imposible que con todas las conclusiones de la auditoría de la deuda, como presidente de la República, permitiera seguir pagando esa deuda inmoral", dijo Correa en su intervención.

El mandatario afirmó que Ecuador ha pagado más de US$7.000 millones en las últimas décadas y que a pesar de eso todavía existen cerca de US$3.600 millones de esa deuda.
Correa aseguró que en las negociaciones de la deuda externa han habido cláusulas draconianas, deuda prescrita que se la ha rescatado y "anatocismos que significan entreguismo y traición a la patria".

"Presentaremos a los acreedores, en los próximos días, un plan de reestructuración para, en lugar de ir a complicados, engorrosos y tal vez dolorosos litigios, (encontrar) una salida rápida a este problema que satisfaga al Ecuador en cuanto a legitimidad de la deuda", afirmó el mandatario.

"As bajo la manga"

Para el ministro Patiño, el aspecto positivo de la medida tomada por el gobierno radica en "recuperar la soberanía y la dignidad" para el pueblo ecuatoriano, "después de estar subyugado tanto tiempo como consecuencia de las acciones de otros gobiernos".
"En lo económico significa un importante ahorro de recursos para nuestro país de que no tengamos que seguir cubriendo el compromiso de una deuda que es a todas luces ilegal e ilegítima", dijo Patiño a BBC Mundo.

Pero para el analista económico Ramiro Crespo, la moratoria traerá consigo un panorama complicado para Ecuador, semejante al ocurrido en Argentina cuando se anunció la nacionalización de los fondos de pensión.

"Tratarán en lo posible de congelar depósitos e inversiones del Ecuador", dijo Crespo a BBC Mundo, "también habrá repercusiones legales y cierre de líneas de crédito por parte de los bancos internacionales a los bancos comerciales ecuatorianos".

Tanto el presidente Correa como el ministro Patiño aseguraron que el gobierno ha tomado las medidas necesarias para proteger los recursos de los ecuatorianos ante las posibles litigios que surjan con los acreedores.

"Correa ha sido asesorado supuestamente por abogados en el exterior y por gente que conoce este tema, adicionalmente ha tenido un mes o más para revisar las consecuencias de sus actos", dijo el economista Crespo a BBC Mundo.

"No se me ocurre cuál será el as bajo la manga, no veo por dónde el presidente pueda encontrar beneficios a largo plazo para el país al incumplir la deuda, beneficios que sean mejores que cumplir los compromisos, reducir el riesgo país, mejorar la reputación del Ecuador, el cumplimiento de sus obligaciones, la seguridad jurídica y cosas por el estilo".

Identidad

Ecuador entró en una mora técnica hace 30 días para no pagar los intereses de los bonos Global 2012 que suman US$30,6 millones, de un total de US$3.800 millones. La deuda externa total de la nación andina asciende a US$10.000 millones.

Durante ese tiempo varios funcionarios de gobierno se trasladaron a algunos países de la región para explicar la posición de Ecuador y la intención de no pagar los tramos de la deuda que se consideran ilegítimos.

El ministro Ricardo Patiño, quien encabezó una de las misiones por Sudamérica, aseguró que la recepción en varios países fue "excelente" y que en muchos de ellos hubo una "identidad con el caso ecuatoriano".

"Las acciones de la banca internacional, especialmente en las décadas de los '70, '80 y '90 han sido prácticamente calcadas en todas partes. Cuando nosotros explicábamos nuestro caso ellos se sorprendían y nos decían: '¡pero aquí pasó lo mismo!'", comentó el funcionario.

Según el ministro, varios países van a iniciar procesos de auditoría de deuda "para develar una verdad que ha estado oculta y maniatada durante tanto tiempo".

Por otra parte, algunos sectores ven la movida del gobierno como una estrategia para forzar una renegociación favorable con los tenedores de papeles.

"Yo asumo que así como Correa consiguió aparentes buenos resultados -al menos en el corto plazo- en las negociaciones con empresas telefónicas internacionales como Telefónica o Telmex, o con la petrolera Repsol, con actitudes firmes o un tanto extremas, ahora cree que tal vez pueda hacer lo mismo en el caso de los acreedores internacionales", afirmó el analista Ramiro Crespo.

"Pero quizás los resultados de esa estrategia no van a ser lo que se espera, porque el Ecuador es el primer país que no paga teniendo dinero para pagar".

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.