Lunes, 16 de enero de 2017

| 2015/11/24 12:43

Francia y EE. UU. intensificarán bombardeos contra Estado Islámico

Así lo anunció el presidente francés, François Hollande, durante su visita a Barack Obama.

Francia y EE. UU. intensificarán bombardeos contra Estado Islámico Foto: AFP
;
AFP

Los gobiernos de Estados Unidos y Francia acordaron este martes intensificar sus operaciones aéreas contra el grupo Estado Islámico (EI) en Siria y en Irak, aunque no enviarán tropas terrestres a territorio sirio, anunciaron los presidentes Barack Obama y François Hollande.

El mandatario francés aterrizó en la mañana en la capital estadounidense y posteriormente mantuvo con Obama una reunión de poco más de una hora y media en el Salón Oval de la Casa Blanca para discutir los esfuerzos conjuntos contra el EI después de los ataques en París el 13 de noviembre.

"Hemos decidido intensificar nuestros ataques en Siria e Irán, aumentar su dimensión, reforzar los intercambios en materia de inteligencia sobre los objetivos (...). La prioridad es recuperar puntos clave ocupados por el EI en Siria", dijo Hollande durante una conferencia de prensa junto a Obama.

El mandatario francés, sin embargo, adelantó que su país no pretende enviar tropas terrestres a combatir a los yihadistas en territorio sirio, pero reveló que el acuerdo con Obama incluye ofrecer "apoyo a los grupos que combaten al EI en el terreno".

En la visión de Hollande, el presidente sirio, Bashar al Asad, debe dejar el poder rápidamente. "La fecha de salida (de Asad del poder) no la daré yo, pero debería ocurrir lo antes posible", dijo el mandatario.

"Somos todos franceses"

Ya al inicio de la conferencia de prensa, Obama no dejó duda del apoyo de Washington a París en sus esfuerzos contra el EI, a la luz de los sangrientos ataques del 13 de noviembre en la capital francesa, que dejaron 130 muertos.

"Somos todos franceses", dijo Obama en la Casa Blanca, en una contrapartida directa a la frase que los ciudadanos franceses expresaron con ocasión de los atentados del 11 de septiembre del 2001 en Nueva York y Washington, cuando se dijo: "Todos somos estadounidenses".

"Queremos a los franceses", subrayó Obama, recordando que París tradicionalmente es el "más antiguo aliado de Estados Unidos", en alusión a la Revolución estadounidense a finales del siglo XVIII apoyada por los franceses.

El presidente estadounidense dijo que la visita de Hollande a la Casa Blanca servía para "declarar que Estados Unidos y Francia están unidos en total solidaridad para aplicar justicia a los terroristas y aquellos que los orientan, y para defender nuestras naciones".

En ese sentido, añadió, los estadounidenses "no serán aterrorizados".

"Estamos vigilantes. Tomamos precauciones (...) Los estadounidenses no serán aterrorizados. Digo esto porque parte de estar vigilante y derrotar a un grupo como el EI es defender los derechos y libertades que definen nuestras repúblicas", expresó.

Evitar escalada entre Turquía y Rusia

La esperada visita de Hollande a Washington prácticamente coincidió con un episodio trascendental para el cuadro de fuerzas en el esfuerzo contra el EI: el derribo de un avión caza ruso por parte de Turquía, que cayó en llamas en territorio turco.

En la conferencia de prensa, Obama dijo que Turquía "tiene el derecho de proteger su territorio y su espacio aéreo", y sugirió que las prioridades rusas en sus operativos podíam ser una de las causas de la crisis.

En la visión de Obama el episodio apunta a "un problema con las operaciones rusas (en Siria), en el sentido de que esas operaciones son muy próximas a la frontera turca, y que están atacando una oposición moderada que es apoyada no sólo por Turquía, sino también por varios países".

Sin embargo, Obama y Hollande formularon un enérgico pedido para que los dos países eviten un aumento de las tensiones bilaterales.

"Pienso que es importante ahora estar seguros de que rusos y turcos estén hablando entre sí y descubrir exactamente qué ha ocurrido, y tomar medidas para evitar una escalada" de tensiones, expresó Obama.

Por su parte, Hollande consideró que es necesario que "evitemos toda escalada" de tensiones entre Turquía y Rusia.

El mandatario francés anticipó la visión que compartirá con el presidente ruso, Vladimir Putin, durante su visita el jueves a Moscú.

"Le diré (a Putin) que Francia puede trabajar con Rusia si concentra sus acciones militares sobre el EI y si se compromete en la búsqueda de una solución política en Siria", comentó Hollande.

El presidente francés continuará su ofensiva diplomática el miércoles en París con la canciller alemana, Angela Merkel, y el jueves en Moscú con el presidente ruso, Vladimir Putin. El domingo, recibirá al jefe de Estado chino, Xi Jinping.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.