Sábado, 10 de diciembre de 2016

| 2009/08/26 00:00

EE.UU.: alarma por gripe porcina

Termina el verano en Estados Unidos y la tradicional preocupación de los padres por la seguridad y la salud sus hijos en edad escolar podría ser mayor tras la reciente publicación de un informe del gobierno advirtiendo de una posible explosión de la llamada gripe porcina.

EE.UU.: alarma por gripe porcina
;
BBC

El Consejo Asesor de la Presidencia en Ciencia y Tecnología advirtió esta semana que esta enfermedad, también conocida como H1N1, podría infectar a la mitad de la población del país entre otoño e invierno y forzar a la hospitalización de casi 2 millones de personas.

Según el trabajo presentado por el Consejo, el virus podría causar la muerte de hasta 90.000 personas, el triple de lo que suele ocasionar las gripes comunes, que normalmente afectan a personas ancianas. La porcina, en cambio, no parece hacer distinciones de edad.

Para añadir a la preocupación de las familias, la producción de la vacuna para la cepa H1N1 se ha retrasado y no estará disponible sino hasta dentro de otras tres semanas, con lo que un eventual brote podría hacerse difícil de manejar.

Esperando la vacuna
Recientemente el Departamento de Salud y Servicios Humanos informó que se dispone de 45 millones de dosis para iniciar un proceso de vacunación masiva, en vez de los 120 millones de dosis que esperaba tener almacenadas para el comienzo del período de clases.

La producción de la vacuna fue intensificada a mediados de año después de que la gripe fuera clasificada como epidemia y finalmente en pandemia, según los estándares de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Por aquellos días era común el cierre de escuelas en las que se hubieran presentado casos de gripe a partir de la cepa H1N1.

Pero ahora, el Departamento de Salud rechazó la posibilidad de que se produzcan cierres masivos de escuelas.

Según los expertos esa medida no va a hacer una diferencia significativa en el control de la enfermedad, que registró un pico de actividad en EE.UU. a mediados de la primavera.

Además, funcionarios de salud han aclarado que el reporte publicado habla del "peor escenario posible" y que se trata sólo de una proyección. La otra posibilidad es que la gripe no cunda y no pase más de lo que suele suceder con las gripes estacionales de la temporada fría.

Sin planes
Fuentes vinculadas al sector salud de Washington indicaron a BBC Mundo que "no hay ningún plan de contingencia especial previsto", aunque reconocen que la temporada de alergias podría forzar algunas medidas extraordinarias.

Hasta ahora la recomendación que está haciendo el Centro de Control de Enfermedades es que, si alguien presenta los síntomas de la gripe H1N1, el afectado sea remitido a su casa por 7 días, sin que eso implique el cierre del centro educativo donde se haya presentado el brote, en caso de tratarse de niños en edad escolar.

Los primeros brotes de la nueve enfermedad fueron localizados en México a principios del año, pero rápidamente se extendió al vecino EE.UU. y posteriormente a países distantes en América del Sur y en Europa.

Según los últimos datos de la OMS hasta ahora se han registrado 182.166 infectados, de los cuales han muerto 1.799 personas.

Las gripes normales matan a unos 36.000 estadounidenses cada año, la mayoría ancianos con otras complicaciones de salud.

Unas 200.000 personas tienen que ser hospitalizadas por afecciones gripales que en total afectan hasta un 20% de la población cada año, particularmente cuando empieza la temporada fría en el hemisferio norte.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.