Viernes, 19 de diciembre de 2014

| 2013/09/04 00:00

EE.UU. no debe lanzar un ataque sin apoyo de ONU: Rusia

Putin habla sobre el apoyo que le dan a Siria y le advierte a Estados Unidos que no ataque.

Vladimir Putin, presidente de Rusia. Foto: AP
;
AP

El presidente Vladimir Putin le advirtió a Occidente que no emprenda acciones unilaterales en Siria, pero también dijo que Rusia "no descarta" apoyar una resolución de la ONU sobre ataques militares punitivos si se demuestra que Damasco usó gas venenoso contra su propio pueblo.

En entrevista con The Associated Press y la televisora estatal rusa Canal 1, realizada este martes, Putin dijo que Moscú ha suministrado algunos componentes del sistema de misiles defensivos S-300 a Siria, pero que ha congelado nuevos embarques. Insinuó que Rusia podría vender el poderoso sistema de misiles en otras partes si las naciones occidentales atacan Siria sin el respaldo del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas.

La entrevista, efectuada en la residencia oficial de Putin en las afueras de la capital rusa, fue la única que concedió antes de la cumbre del Grupo de los 20 en San Petersburgo, que inicia el jueves. La cumbre debería centrarse en la economía global, pero ahora es probable que el tema dominante sea la crisis internacional generada por las acusaciones de que el gobierno sirio usó armas químicas en la guerra civil del país.

Putin dijo que lamentaba que el presidente Barack Obama cancelara una reunión bilateral en Moscú que debía realizarse antes de la cumbre. Pero expresó esperanza de que tengan una discusión seria sobre Siria y otros temas en San Petersburgo.

"El presidente Obama no fue elegido por el pueblo estadounidense para complacer a Rusia. Y su humilde servidor no ha sido elegido por el pueblo de Rusia para complacer a nadie tampoco", dijo sobre la relación entre ambas naciones.

"Colaboramos, discutimos sobre algunos temas. Somos humanos. A veces uno de nosotros se enfada. Pero me gustaría reiterar que los intereses globales mutuos forman una buena base para hallar una solución conjunta a nuestros problemas", dijo Putin.

El mandatario ruso, quien lleva un año de su tercer mandato como presidente, parecía salirse del guión al mostrarse conciliatorio, en medio de una creciente tensión en las relaciones entre Estados Unidos y Rusia. Ambas naciones han tenido diferencias sobre Siria, como el caso Edward Snowden, el trato que da Rusia a la oposición y el decreciente espectro de grupos de la sociedad civil rusa que reciben fondos de Occidente.

Rusia no cree que se hayan usado armas químicas

Putin dijo que sería "ridículo" que el gobierno del presidente Bashar Assad —un inquebrantable aliado de Rusia— usara armas químicas cuando estaba ganando terreno contra los rebeldes.

"Desde nuestro punto de vista, parece totalmente absurdo que las fuerzas armadas, las fuerzas armadas regulares, que están a la ofensiva hoy día y en algunas áreas tienen rodeados a los denominados rebeldes y están acabando con ellos, bajo estas circunstancias empiecen a usar armas químicas sabiendo bien que podrían servir como pretexto para que se apliquen sanciones en su contra, incluido el uso de la fuerza", dijo.

El gobierno de Obama dice que 1.429 personas murieron en el ataque del 21 de agosto contra un suburbio de Damasco. Las cifras de víctimas dadas por otros grupos son considerablemente menores, y el gobierno de Assad culpa del incidente a los rebeldes que tratan de derrocarlo. Un equipo de inspección de la ONU espera los resultados de pruebas de laboratorio efectuadas en tejido y muestras de suelo que recogió en su visita a Siria para completar un reporte.

"Si hay datos de que se usaron armas químicas, y de que fueron usadas específicamente por el ejército regular, esa evidencia debería enviarse al Consejo de Seguridad de la ONU", manifestó Putin, un exoficial de la agencia soviética de espionaje conocida comúnmente como KGB. "Y debe ser convincente. No debe fundamentarse en rumores e información obtenida por servicios especiales mediante alguna clase de escucha telefónica, ni en algunas conversaciones y cosas como esa".

Agregó que incluso en Estados Unidos "hay expertos que creen que la evidencia presentada por el gobierno no parece convincente, y no descartan la posibilidad de que la oposición efectuara una acción premeditada de provocación para tratar de darle a sus amparadores un pretexto para la intervención militar".

Comparó la evidencia presentada por Washington con los datos falsos sobre armas de destrucción masiva utilizados por el gobierno de Bush para justificar la invasión de Irak en el 2003.

"Todos estos argumentos resultaron insostenibles, pero fueron usados para lanzar una acción militar, lo que muchos en Estados Unidos calificaron de error. ¿Ya olvidamos eso?", manifestó Putin.

Agregó que "no descarta" respaldar el uso de la fuerza contra Siria en las Naciones Unidas si hay evidencia objetiva de que el régimen de Assad usó armas químicas contra su pueblo. Pero advirtió enérgicamente a Washington que no lance una acción militar sin la aprobación de la ONU porque ello representaría una agresión.

Putin reiteró su exigencia de que antes de emprender acciones, Obama necesita la aprobación del Consejo de Seguridad.

Rusia puede vetar las resoluciones del Consejo y ha protegido a Siria de medidas punitivas en el organismo anteriormente.

Al preguntarle qué clase de evidencia sobre uso de armas químicas convencería a Rusia, Putin dijo que "debe ser una investigación profunda y específica con evidencia que sea obvia y demuestre más allá de cualquier duda quién lo hizo y qué medios se usaron".

Agregó que era "prematuro" hablar sobre lo que Rusia haría si Estados Unidos atacara Siria.

"Tenemos nuestras ideas sobre qué haremos y cómo lo haremos en caso de que la situación se desarrolle hacia el uso de la fuerza o de otra manera", manifestó. "Tenemos nuestros planes".

El apoyo militar de Rusia a Siria

Putin describió el sistema de misiles S-300 como "un arma muy eficiente", y dijo que Rusia tenía un contrato para proveerlo a Siria. "Hemos entregado algunos de los componentes, pero la entrega no se ha completado. La hemos suspendido por ahora", afirmó.

"Pero si vemos que se toman medidas que violen las normas internacionales existentes, pensaremos en cómo actuar en el futuro, en particular sobre el suministro de armas tan delicadas a ciertas regiones del mundo", manifestó.

Esa declaración podría ser una amenaza velada para revivir un contrato para suministrar el S-300 a Irán, el cual canceló Rusia hace unos años bajo la intensa presión de Estados Unidos e Israel.

Putin describió a Obama como un interlocutor franco y constructivo, y refutó los reportes de que tomó como ofensa personal declaraciones de Obama que comparan su lenguaje corporal con el de un estudiante desgarbado y aburrido. El mandatario ruso dijo que las apariencias engañan.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×