Jueves, 8 de diciembre de 2016

| 2010/04/20 00:00

EEUU: Toyota retira modelo de camionetas y acepta multa récord

La empresa dijo el lunes que pedirá la devolución de las 9.400 camionetas Lexus GX 460 modelo 2010 que fueron puestas en venta a finales de diciembre del pasado año.

EEUU: Toyota retira modelo de camionetas y acepta multa récord

Toyota se apresuró a pedir la devolución de casi 10.000 camionetas Lexus por el posible riesgo de volcadura y aceptó pagar una multa récord de 16,4 millones de dólares por responder tardíamente a un problema anterior que amenaza la reputación de la empresa automotriz japonesa.

La multa, la máxima permitida por la ley en Estados Unidos, pudo lesionar más la imagen de Toyota Motor Corp. que el costo financiero de la reparación: la sanción equivale a poco más de dos dólares por cada vehículo vendido en el mundo por la compañía en el 2009.

Y según analistas, habría tenido un impacto menor en las decenas de demandas de particulares, que han sido conjuntadas ante un juez federal en la ciudad de Santa Ana en el estado de California.

Al enfrentar las nuevas inquietudes sobre la seguridad de vehículos, Toyota dijo el lunes que pedirá la devolución de las 9.400 camionetas Lexus GX 460 modelo 2010 que fueron puestas en venta a finales de diciembre. Del total, 5.600 fueron vendidas y 3.800 distribuidas para venta.

El anuncio fue hecho menos de una semana después de que la revista Consumer Reports emitió una advertencia sobre las camionetas, en una respuesta que contrastó con la afirmación del gobierno estadounidense de que Toyota demoró cuatro meses para decidir el cuantioso retiro de otros vehículos por un problema en el pedal del acelerar que se atoraba.

Respecto a la devolución de los Lexus, Toyota dijo que las empresas concesionarias actualizarían el programa informático en el sistema del control de la estabilidad, que tiene el propósito de impedir volcaduras. Toyota ya había suspendido la venta de nuevas GX 460 y comenzado las pruebas en todas las demás camionetas de la compañía.

El gobierno estadounidense acusó a la empresa de ocultar los primeros defectos detectados en relación con el pedal del acelerador, en un señalamiento rechazado por Toyota aunque aceptó pagar la multa.

El secretario del Transporte, Ray LaHood, dijo que Toyota puso en peligro a los consumidores al no reportar pronto a las autoridades el potencial problema en el acelerador de 2,3 millones de unidades.

LaHood afirmó que Toyota supo del problema a finales de septiembre pero ordenó la devolución hasta finales de enero, con lo cual violó la ley que exige la notificación oficial de un defecto en los mecanismos de seguridad en un plazo de cinco días hábiles.

La multa es la más alta pagada por una empresa automotriz al gobierno estadounidense.

En un comunicado, la firma automovilística dijo que accedió a pagar la multa "para evitar una disputa prolongada y un posible litigio", lo que le permitirá a la empresa avanzar.

La compañía negó haber violado la ley, alegando que "no intentó esconder un defecto para evitar el tener que lidiar con un problema de seguridad".

A nivel mundial, la empresa japonesa ha pedido que le devuelvan ocho millones de vehículos que tenían problemas en los aceleradores en múltiples modelos y fallas en los frenos en los coches híbridos Prius.
 
AP.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.