Sábado, 25 de octubre de 2014

| 2013/07/05 00:00

Egipto: 25 muertos por enfrentamientos

Choques entre partidarios y opositores del derrocado Mohammed Morsi en Alejandría dejan la mortal cifra.

Choques entre opositores y partidarios de Mohamed Morsi en cercanías de la plaza Tahir, en El Cairo, Egipto Foto: AP
;
AFP

Los islamistas llamaron a mantener la movilización en Egipto, donde la violencia mató a 25 personas este viernes, "hasta que el presidente sea reintegrado a sus funciones", en un comunicado emitido la noche del viernes al sábado.

"El partido saluda a los millones de egipcios que se movilizaron (en viernes) en todas las provincias de Egipto en enormes manifestaciones pacíficas para expresar su rechazo al brutal golpe de Estado militar y su (deseo de ver) el retorno del presidente Mohamed Mursi sus funciones constitucionales ", indicó el Partido Libertad y Justicia (PLJ).

El PLJ es la rama política de los Hermanos Musulmanes y de su seno surgió Mohamed Morsi, el mandatario derrocado el miércoles por el ejército.

"El partido afirma que se mantendrá, con todos sus miembros y simpatizantes, junto con las multitudes en las plazas (de Egipto) hasta que el presidente sea reintegrado a sus funciones", señaló, al tiempo que pidió a sus partidarios "respetar el carácter pacífico de las manifestaciones" y "no recurrir a la violencia ".

Este llamado se produce en momentos en que la tensión es extrema entre los partidarios y los opositores de Mursi, que protagonizaron en la jornada, en todo el país, sangrientos enfrentamientos.

Por la noche, las fuerzas de seguridad arrestaron al influyente número dos de los Hermanos Musulmanes, Jairat Al Chater, última de una serie de medidas contra la cofradía, 300 de cuyos miembros tienen orden de arresto y cuyos principales líderes son acusados de "incitación al asesinato de manifestantes".

Por su parte, Mursi sigue detenido por el ejército, que ha nombrado un presidente interino, quien en su primer decreto disolvió la asamblea, dominada por los islamistas.

El viernes, los enfrentamientos entre partidarios y opositores de Mursi, en particular en El Cairo y Alejandría, dejaron 19 muertos y cientos de heridos al margen de las manifestaciones.

Al mismo tiempo que seis miembros de las fuerzas de seguridad murieron en la inestable península del Sinaí (noreste), donde islamistas armados atacaron la gobernación, en la que izaron su bandera.

La noche del viernes, dos personas murieron y otras 70 resultaron heridas en las inmediaciones de la plaza Tahrir, en El Cairo, donde se enfrentaron partidarios y opositores de Mursi, anunció la televisión estatal.
El canal dijo que los cuerpos fueron llevados a un hospital de campaña en la emblemática plaza de la capital egipcia.

El ejército egipcio anunció que iba a intervenir para separar a los manifestantes cerca de la plaza Tahrir. "Nosotros no tomamos partido. Nuestra misión es proteger la vida de los manifestantes", dijo el coronel Ahmed Ali. "El ejército va a intervenir para separar" a los dos campos, agregó.

Por otra parte, la agencia de noticias oficial MENA informó que 12 personas habían muerto y 460 han resultado heridas en choques ocurridos en Alejandría entre partidarios y opositores de Mursi.

Un funcionario de la Salud en la ciudad costera del norte precisó a la agencia dijo que la mayoría de las muertes se debieron a disparos de balas y perdigones.

A Asiut (sur), una cuarta persona murió en los choques, que causaron ahí 19 heridos, según la misma fuente.
Antes, durante el día, cuatro personas murieron por tiroteos con las fuerzas del orden frente a la sede de la Guardia republicana, no lejos del palacio presidencial.

Un periodista de la AFP en el lugar vio dos cuerpos sin vida que fueron cubiertos con sábanas blancas y otro con la cabeza destrozada por las balas.

Tras partir de una mezquita en Nasr, un suburbio de El Cairo, miles de manifestantes islamistas desfilaron delante de la Guardia Republicana, situada cerca del palacio presidencial.

Los manifestantes intentaron colgar en el alambre de púas que rodea el edificio una imagen del exjefe de Estado, desafiando dos veces las advertencias de los soldados antes de que empiecen los tiros.

Los bandos se dispararon con arma automática, según el periodista, desencadenando el pánico de la gente, mientras se escuchaban los tiroteos y muchos heridos se veían en el suelo.

Los islamistas lanzaron un "viernes del rechazo" al "golpe militar" y del "Estado policiaco" que detuvo a muchos dirigentes de los Hermanos Musulmanes, la cofradía de la que surgió el derrocado Mursi, detenido por el ejército.

El bando adverso convocó a manifestaciones en la plaza Tahrir para "defender la revolución del 30 de junio", refiriéndose al día de las mayores manifestaciones contra el presidente depuesto.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×