Lunes, 22 de diciembre de 2014

| 2013/02/01 00:00

Egipto: Un año de la tragedia de Port Said

La violencia convulsiona el fútbol y la política egipcia. Un fallo de la justicia generó 40 muertos.

En la nación árabe sigue aumentando la espiral de violencia.

Este viernes, primero de febrero, se cumple un año de la tragedia de Port Said, un violento incidente en un estadio de fútbol de esa ciudad egipcia que se saldó con al menos 74 muertos, la mayoría hinchas del Al Ahly de El Cairo.

El suceso se diferencia de otras tragedias en estadios de fútbol por su marcado trasfondo político, pues los seguidores del Al Ahly, popular equipo cariota, se distinguieron por su activa participación en las revueltas contra Hosni Mubarak, a la postre expulsado del poder en enero del 2011.

Por su parte, los hinchas del Al Masry, que oficiaba de local ese día, se les reconoce por tener afinidad con el derrocado mandatario. Cuando finalizaba el partido, invadieron la cancha y se abalanzaron sobre la tribuna de sus rivales, desatando la violencia.

Tras el incidente, que dejó aproximadamente mil heridos, se canceló la liga de fútbol y se abrió un proceso contra 73 personas señaladas de provocar los hechos. La justicia falló contra 21 de ellos el pasado sábado. Los encontró culpables y los condenó a pena de muerte.

La agencia Reuters registró que cuando se anunció el veredicto, hinchas del Al Ahly festejaron a las afueras de la sede de su equipo en El Cairo. Pero en Port Said la condena generó una nueva oleada de incidentes. En las calles de la ciudad, ubicada en la costa mediterránea, se desataron choques entre manifestantes y la Policía que dejaron 29 víctimas mortales.

Luego de una semana de incidentes, son 40 las personas fallecidas y más de 600 las heridas. El presidente, Mohamed Mursi, ordenó el toque de queda y el estado de emergencia en Port Said, y otras dos ciudades para intentar frenar la violencia.

Las medidas de excepción fueron respaldadas por el Parlamento, que también autorizó al Ejército cooperar con la policía y detener a los civiles que “atenten contra la seguridad”.

El veredicto contra los otros 52 acusados se conocerá el 9 de marzo, según informó el juez que lleva el proceso, y cuyo dictamen podría generar nuevos episodios de violencia.

Mientras tanto, en la Plaza Tahrir de El Cairo, epicentro de las revueltas, siguen las manifestaciones. Luego de la rebelión de enero del 2011, fuerzas como el Frente de Salvación Nacional (de tendencia liberal) y la Corriente Popular Egipcia (de izquierda) protestan contra el gobierno del Mohamed Mursi, de la Hermandad Musulmana, y contra su nueva Constitución.

Los manifestantes alegan que la carta política fue promulgada con irregularidades y que no contó con la participación de todos los sectores políticos y sociales del país.

En la nación árabe sigue aumentando la espiral de violencia, en la que los hinchas del fútbol han tenido un crucial protagonismo.

A las 74 víctimas del primero de febrero se le suman las 40 de los recientes disturbios, sin contar las que serán condenadas a la pena capital. Un saldo sangriento en un país que sigue sumido en el caos a pesar de la conformación del nuevo gobierno, que se supone democrático.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×