Domingo, 23 de noviembre de 2014

| 2013/07/26 00:00

El adolescente que fotografió la tragedia en Santiago

Pérez comenzó su carrera como fotógrafo a los 14 años y fue el primero en capturar el accidente ferroviario.

Alan Pérez, 16 años. Foto: .
;
BBC

"Siempre me gustó dar primicias, mis jefes lo saben muy bien, pero la primicia de hoy me hizo llorar". Quien firmó esta frase de 100 caracteres en Twitter fue Alén Pérez, un fotógrafo de 16 años tras el que se podría considerar su bautizo profesional a nivel internacional.


Lo hizo después de que las imágenes que publicó en esa red social de la tragedia ferroviaria de Galicia, la más grave de España en los últimos 50 años, dieran la vuelta al mundo.



La primera foto, en la que se veía el tren descarrilado y algunos de los vagones destrozados, se la mandó un amigo y la publicó poco después de que saltara la noticia del accidente ferroviario en el centro de Santiago de Compostela. En sólo tres minutos, la imagen fue replicada por cientos de usuarios de Twitter.

"No pensé que iban a tener esa repercusión, pero al final fui el primero junto con un amigo en publicarlas y en dos minutos tenía casi 300 retuits", explica Pérez en conversación con BBC Mundo.


Fotos virales


La primera imagen del accidente que acabó con la vida de al menos 80 personas y dejó más de un centenar de heridos, dice, se la mandó un amigo que estaba en la estación.


Pero él, a quien la pasión por el fotoperiodismo le corre por las venas desde que cuando era todavía más pequeño sus padres le regalaron su primera cámara compacta, no dudó en correr hacia el lugar del accidente para tomar más fotos que siguió difundiendo a través de las redes sociales.


De ahí a la cascada de solicitudes de medios de comunicación de todo el mundo para poder publicarlas fue cuestión de minutos.


Una hora después del accidente ferroviario, cuando las agencias de noticias todavía no habían enviado las primeras imágenes del siniestro, las fotos de Alén Pérez ya estaba en medios de países tan diversos como Reino Unido, Dinamarca, Argentina, Colombia, Estados Unidos o Australia.


A sus 16 años, Pérez no es nuevo en esto de la fotografía. Desde hace dos años colabora con una página web de fotografía de su ciudad, Boiro, un municipio de poco menos de 20.000 habitantes, a unos 50 kilómetros de Santiago de Compostela.


"Por casualidad me fui encontrando con accidentes (que fotografiaba) y colaborando con (el diario regional) La Voz de Galicia", recuerda Pérez al explicar que en esos dos años fue "dando saltos en la fotografía" y ahora colabora con la página web deportiva gallifutbol.com y es el fotógrafo del equipo de fútbol su pueblo, el C.D. Boiro, que milita en la tercera división de la Liga Española.


Hasta ahora dice que sus fotos más populares eran las de una pelea entre mariscadores en Boiro que fueron publicadas por la cadena de televisión nacional Telecinco.


Halagos y críticas


El accidente de Santiago ha sido la peor tragedia ferroviaria en España del último medio siglo. Esa experiencia previa, apunta, le sirvió para mantener la calma en la cobertura de la tragedia de Santiago de este miércoles.


"Quizás lo mejor de estar acostumbrado a sacar fotos en accidentes (de tránsito) es que creo que te afecta menos. Estás trabajando y no te das mucha cuenta de lo que pasa. Pero creo que lo peor es cuando llegas a casa y visualizas las imágenes que hiciste", afirma.


En ese momento también tuvo tiempo de recibir felicitaciones que le llegaron de otros fotógrafos y de sus compañeros de colegio.


Pero no sólo hubo espacio para los halagos, sino también para las críticas de quienes lamentaban que en una de las imágenes se podían ver varios cuerpos de fallecidos parcialmente cubiertos por mantas.
"Críticas siempre las va a haber sea donde sea. En un accidente de tráfico con heridos sacas fotos peores y no tienen tanta repercusión como tienen estas", dice Pérez quien asegura que llegaron a borrar "por las denuncias que tuvo".


Y tras la jornada de la primicias llega la calma.


Alén Pérez seguirá con sus estudios de cuarto de secundaria donde comparte pupitre con compañeros que le piden que les fotografíe jugando al fútbol.


Y seguirá trabajando para tratar de cumplir su sueño: estudiar fotografía y convertirse en fotógrafo de guerra.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×