Martes, 17 de enero de 2017

| 2009/12/19 00:00

El año terrible

El estallido de la gripa H1N1, los coletazos de la crisis económica del vecino del norte y la inagotable violencia por cuenta del narcotráfico amargaron a los mexicanos.

El año terrible

Que está a punto de terminar, al menos para los mexicanos, es lo mejor de 2009. A finales de 2008 ya había señales preocupantes, pues la dependencia económica de Estados Unidos había hecho de México una de las peores víctimas de la crisis mundial. El bajo precio del petróleo, la disminución en las exportaciones (el 80 por ciento va para el tío Sam) y el decrecimiento de las remesas se sintieron con fuerza.

Pero lo que andaba tambaleando terminó por desplomarse con el estallido de la gripa H1N1 en abril. Además de los 25.000 infectados y 220 muertos, el golpe a la economía, en especial al turismo, fue brutal. A mitad de año México se declaró en recesión y la economía se podría contraer hasta un 7 por ciento en 2009.

A esto se suma la inseguridad y la violencia del narcotráfico, que no ha dado tregua. La Familia Michoacana, famosa por descabezar a sus víctimas, ganó protagonismo y en un solo día asesinó a 16 policías federales, la peor matanza de uniformados desde cuando el presidente Felipe Calderón declaró la guerra al ‘narco’ en 2006. La Familia incluso propuso un Pacto Nacional al gobierno, a lo que este se negó. Como si todo lo anterior no fuera suficiente, dos desequilibrados aterraron al país: uno secuestró un avión y otro disparó indiscriminadamente en el metro de la capital.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.