Jueves, 8 de diciembre de 2016

| 2000/04/17 00:00

El anti-Chávez

El presidente venezolano ya tiene contendor fuerte para las elecciones: Francisco Arias Cárdenas. SEMANA lo entrevistó.

El anti-Chávez

El presidente Hugo Chávez le ha salido un fuerte rival para las elecciones del 28 de mayo, de su misma estirpe y orígenes golpistas pero antagónico en muchos aspectos. Se trata de su compañero de armas Francisco Arias Cárdenas, quien ha irrumpido como el único adversario capaz de desbancar al popular mandatario.

Arias Cárdenas, de 50 años, acaba de renunciar a la gobernación del Zulia para lanzarse a la Presidencia. Su decisión fue sorpresiva pues como gobernador del Zulia tenía la preferencia del electorado para ser reelegido, pero prefirió competir por el Palacio de Miraflores para sacar a su compañero de la intentona golpista de 1992, de la cual fue ideólogo.

Nació en San Cristóbal, estado Táchira. En su juventud fue seminarista y es católico practicante. Luego entró a la Academia Militar. Estudió en la Universidad Javeriana, en Bogotá, y cursó otro posgrado en la Universidad de los Andes, en Mérida.

SEMANA: ¿Por qué mantuvo conversaciones paralelas con la guerrilla colombiana el año pasado en el Zulia mientras Chávez hacía lo mismo en Caracas?

Francisco Arias Cárdenas: Yo no he establecido conversaciones paralelas. Yo he dicho que hay que renovar el diálogo, que debe ser siempre entre el gobierno y la guerrilla colombianos.

SEMANA: ¿También pretende ser neutral?

F.A.C.: Tengo la certeza de que ese problema es interno de Colombia. Pero no debemos tener rubor de dirigirnos a las dos partes para expresarles claramente que esa guerra eterna de Colombia no es nuestra guerra, que no debemos intervenir.

SEMANA: ¿Cuál es su posición en el proceso de paz?

F.A.C.: Estamos dispuestos a contribuir dentro de lo que las partes decidan.

SEMANA: ¿Usted sí respetará los acuerdos de integración, como el PactoAndino?

F.A.C.: Hay algunos elementos que, sin llegar a la confrontación, pueden darse dentro de la discusión válida y posible.

SEMANA: ¿Eso quiere decir que prefiere la concertación y el consenso a la confrontación que mantiene Chávez?

F.A.C.: Rechazo poner a pelear a la sociedad, que es lo que está haciendo Chávez. Yo siempre he ido por la concertación en beneficio del pueblo zuliano. Lo que quiero decir es que aquí hay un gobernador y no un comandante ex golpista, ni nada de esa lavativa, que ahora está haciendo propuesta nacional.

SEMANA: ¿Qué le critica a Chávez?

F.A.C.: Que ya viola en forma malsana la nueva Constitución aprobada en diciembre pasado. Es insostenible la concentración de poder, la corrupción, la repetición clientelar de la vieja política, el dominar con un partido único, el MVR, absolutamente vertical copiado del modelo soviético, el enfrentamiento con los medios, la Iglesia, el justificar el robo y las invasiones.

SEMANA: ¿Cuando usted se presenta como mesurado y comedido eso quiere decir que cree que el mandatario es un desequilibrado y descontrolado?

F.A.C.: Eso lo pueden decir ustedes pero yo no. Lo del desequilibrio mental tendría que evaluarlo un especialista.

SEMANA: ¿En qué creen ustedes?

F.A.C.: Creemos en la democracia que se fundamenta en el ejercicio de las libertades, la alternancia, la descentralización del poder para lograr el bienestar colectivo. Creemos en una economía al servicio del hombre, en la libertad del mercado que respete la propiedad privada y supere los conceptos cepalistas y de sustitución de importaciones, pero no creemos en la imitación de modelos.

SEMANA: ¿Usted cree que Chávez es un autoritario inconsciente, como lo definió el presidente brasileño Fernando Henrique Cardoso?

F.A.C.: Yo no sé si es inconsciente o no, lo que yo veo es que el autoritarismo es la vocación de este gobierno. Jamás he pensado que el autoritarismo sea un modelo que vaya a solventar los problemas.

SEMANA: ¿Qué garantías hay de que no cometa los mismos errores que le critica?

F.A.C.: Nuestro proyecto es de construcción y no de destrucción como el de Chávez. Es retomar las cosas como las habíamos jurado en la sublevación militar de 1992. El modelo estatista, de la democracia populista, demagógica y centralizada, feneció. Yo soy partidario de la responsabilidad compartida en la sociedad, no del paternalismo.

SEMANA: ¿Con quién está el voto de los militares?

F.A.C.: Conmigo. Vamos a rescatar su carácter institucional y su credibilidad y regresarlas a sus funciones . Voy a devolver a los soldados a sus cuarteles.

SEMANA: ¿Cómo si el presidente anuncia el relanzamiento del programa Bolívar 2000?

F.A.C.: Ese programa propicia la corruptela.

SEMANA: ¿Y si el mandatario da un autogolpe?

F.A.C.: No es posible un ‘fujimorazo’ porque las Fuerzas Armadas defienden la institucionalidad.

SEMANA: ¿Cómo piensa derrotar al presidente si tiene 70 por ciento de simpatía?

F.A.C.: Antes de lanzar mi candidatura estaba con un 16 por ciento y él con un 68 por ciento. A los pocos días la relación cambió de 30 por ciento a 50 por ciento. Esta diferencia se va a estrechar y en abril estaremos nivelados. En mayo estaremos por encima. Será una victoria aplastante.

SEMANA: ¿Cuál es su carta de presentación?

F.A.C.: Tengo cuatro años de gestión en el Zulia, que es el estado petrolero más importante. Tres mil kilómetros cuadrados, producen el 64 por ciento de los ingresos del país con 3,5 millones de habitantes. En tres oportunidades me han dado la confianza y he cumplido mis promesas. Tengo experiencia gerencial.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.