Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 11/2/2011 12:00:00 AM

El carguero ruso Progress M-13M se engancha con éxito a la Estación Espacial

Esta misión era clave para la Estación Espacial, pues sus tripulantes no recibían alimentos ni combustible desde junio pasado debido a que la anterior Progress se estrelló después de su lanzamiento.

El carguero ruso Progress M-13M, con más de 2,5 toneladas de suministros vitales, se enganchó este miércoles con éxito a la Estación Espacial Internacional (EEI), informó el Centro de Control de Vuelos Espaciales (CCVE) de Rusia.

La maniobra de acoplamiento, transmitida en directo por la televisión rusa desde el CCVE, se realizó en régimen automático y a la hora prevista.

La llegada a buen puerto de esta nave era crucial para la EEI y sus tres tripulantes, ya que la plataforma no recibía alimentos y combustible desde junio pasado, debido a que la anterior Progress, que debía haber llegado a fines de agosto, se estrelló poco después de su lanzamiento.

La actual tripulación de la EEI está integrada el ruso Serguéi Vólkov, el estadounidense Michael Fossum y el japonés Satosi Furukawa.

El carguero Progress llevó al laboratorio orbital un total de 2.648 kilogramos de carga, entre agua y alimentos, equipos científicos, oxígeno, combustible, medicinas y útiles de aseo personal para los inquilinos de la plataforma.

Por primera vez desde la explotación de la EEI sus tripulantes podrán disfrutar de un menú de comidas para 16 días sin que se repitan los platos -sustituirá al actual de ocho días-, gracias a una nueva batería de raciones elaborada por los dietistas.

"La nuevas raciones buscan optimizar la alimentación de los cosmonautas, romper la monotonía y evitar que se aburran de comer los mismo platos", dijo a la agencia Interfax un responsable del Instituto de Problemas Médico-Biológicos de la Academia de Ciencias de Rusia.

Como es habitual en cada envío de suministros, los tripulantes de la EEI recibieron también un pequeño cargamento de frutas y verduras frescas.

El carguero llevó al espacio un microsatélite, el Chibis-M, que él mismo pondrá en órbita dentro de unos meses, una vez que concluya su misión y se desenganche de la EEI.

El Chibis-M, con una masa de 52 kilogramos, estudiará las tormentas de rayos, con la peculiaridad de que será la primera vez que este fenómeno meteorológico se investigue en distintos espectros de radiación electromagnética de manera simultánea.

EFE
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1839

PORTADA

Odebrecht: ¡Crecen los tentáculos!

Las nuevas revelaciones del escándalo sacuden al Congreso y al director de la ANI. Con la nueva situación cambia el ajedrez político al comenzar la campaña electoral.