Viernes, 9 de diciembre de 2016

| 2001/08/27 00:00

El colmo de la corrupción

El colmo de la corrupción

Las apretadas elecciones en Nicaragua pusieron sobre el tapete el problema de la corrupción del presidente saliente, Arnoldo Alemán, pero pocos conocen las graves acusaciones por las que un grupo de 60.600 nicaragüenses piden su procesamiento. Según el diario El País Alemán, con 250 millones de dólares, es hoy uno de los hombres más ricos de Suramérica, pero en 1990 su riqueza no superaba los 26.000 dólares. Alemán pasó de poseer una propiedad a tener 56 fincas agrícolas y ganaderas que no se sabe cómo compró. En estos negocios se le acusa de adquirir tierras en zonas donde sabía que habría inversiones estatales y de haber utilizado mecanismos gubernamentales para hacer mejoras. Pero el escándalo más sonado tuvo que ver con una fiesta monumental que el presidente organizó en 1998 en Miami para pedir la mano de su esposa. Más de 300 invitados se alojaron en suites de 1.200 dólares mientras miles de familias nicaragüenses damnificadas por una serie de catástrofes naturales no tenían qué comer. Lo más grave es que los escándalos permanecen en la impunidad, según muchos, por cuenta de un pacto entre el partido gubernamental y la oposición sandinista. Pero la sociedad nicaragüense no castigó al partido de Alemán en las urnas y hoy en día el vicepresidente de éste, Enrique Bolaños, es el nuevo presidente.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.