Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 2/8/2012 12:00:00 AM

El consenso sobre Cuba, el nuevo reto de María Ángela Holguín

La canciller colombiana adelanta una visita diplomática en La Habana con una agenda casi impuesta por otros países del continente: la presencia del país caribeño en la próxima Cumbre de las Américas. Colombia buscará una salida salomónica.

La visita que adelanta la canciller colombiana María Ángela Holguín a La Habana (Cuba) estaba prevista meses atrás. Parecía una visita protocolaria, pero cambió su perfil cuando los países que integran el Alba (Alianza Bolivariana para los pueblos de América), condicionaron su presencia en la próxima Cumbre de las Américas a la participación de Cuba.

Holguín dijo que aprovechará la visita oficial con el canciller Bruno Rodríguez para indagar si el Gobierno cubano está interesado o no en asistir a la próxima Cumbre.

"Lo que quiero es que los cubanos me digan si tienen alguna intención de estar en la Cumbre o no, porque ellos están ya en la Comunidad de Estados Latinoamericanos y del Caribe (CELAC)".

Es el primer paso de la estrategia de la canciller colombiana que busca que la presencia de Cuba se de por consenso.

Más aún después de que el presidente ecuatoriano Rafael Correa opinara que los países del Alba no deberían asistir a la cumbre si Cuba no es invitada. Una propuesta acogida por el jefe de Estado venezolano Hugo Chávez, quien recomendó antes que nada consultar a Colombia, como anfitrión de la VI Cumbre de las Américas.

"Lo que sí queremos es que todos estemos de acuerdo", añadió la canciller y aclaró: "no queremos imposiciones, no queremos que unos quieran y otros no", dijo Holguín el pasado lunes.

La canciller ya tenía adelantadas sus gestiones. Dialogó telefónicamente con los cancilleres de Venezuela, Nicolás Maduro, y de Ecuador, Ricardo Patiño, con los que acordó volver a conversar a su regreso de La Habana.

Además, indicó que Maduro y Patiño "no han tomado una decisión todavía" y que "van a reunirse los cancilleres el día 14 (de febrero) en La Habana", por lo que hablar del desenlace de este trance previo a la cumbre le parece "muy prematuro".

La oposición de E.E.U.U. y la OEA
 
Después de esta controversia, Estados Unidos tomó partido. El portavoz del Departamento de Estado William Ostick, en declaraciones a la agencia Efe aseguró que "la Cuba de hoy de ninguna manera cumple con el umbral de participación" en esas cumbres, porque no hay mejoras significativas en las libertades políticas y democráticas.
La Organización de Estados Americanos (OEA) insistió en que el Gobierno de Raúl Castro no ha solicitado iniciar el proceso de diálogo necesario para reintegrarse al organismo continental.

El secretario general de la OEA, José Miguel Insulza, recordó el martes, que pese a que la Asamblea General de la OEA levantó en 2009 la suspensión que excluía a Cuba del Sistema Interamericano desde 1962, se estableció que la participación de la isla "será el resultado de un proceso de diálogo iniciado a solicitud del Gobierno de la República de Cuba". "Esa solicitud no se ha producido", afirmó Insulza en un comunicado.

Antes de su visita Holguín hizo énfasis en este punto al afirmar que el regreso de Cuba a la OEA quedó supeditado a que su gobierno hiciera las gestiones que le competían para ello, es algo que "no ha hecho y, al parecer, respondió que no tenía interés".

"Quiero hablar con ellos porque si no tienen interés (en reingresar en la OEA), el interés en la Cumbre (de las Américas) tampoco se ve claramente", enfatizó antes de su visita al canciller cubano.

Cuba, de nuevo genera la atención

No es la primera vez que Cuba centra la atención de una cumbre continental, ya en la pasada reunión, celebrada en Puerto España en abril de 2009, los mandatarios dedicaron parte del debate a la isla y analizaron desde la derogación de la resolución que la mantenía fuera de la OEA, que se materializó en junio de ese mismo año, hasta el fin del embargo comercial que Estados Unidos impuso a la isla.

En esa cita de Trinidad y Tobago, el mandatario estadounidense, Barack Obama, prometió "una nueva dirección" en la relación entre su país y Cuba.

"No estoy interesado en hablar por hablar. Pero creo que podemos llevar la relación entre Estados Unidos y Cuba en una nueva dirección", sostuvo el gobernante en ese entonces.

El embargo, impuesto bajo la presidencia de John F. Kennedy el 7 de febrero de 1962, continúa generando discusiones que se centran en las condiciones de la isla y en la necesidad de cambios de fondo.

Al respecto, algunos líderes de la Cámara de Representantes de Estados Unidos sigue defendiendo el "bloqueo" como un imperativo "moral" para promover la "primavera" democrática en la isla.

Ese es el ambiente que tiene en frente la canciller Holguín. En buena parte, las conclusiones de su visita a La Habana pueden levantar los obstáculos a la gran cita continental de la que Colombia es anfitrión.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1839

PORTADA

Odebrecht: ¡Crecen los tentáculos!

Las nuevas revelaciones del escándalo sacuden al Congreso y al director de la ANI. Con la nueva situación cambia el ajedrez político al comenzar la campaña electoral.