Domingo, 11 de diciembre de 2016

| 2001/07/16 00:00

El cura predica...

El cura predica...

El reelegido primer ministro de Gran Bretaña Tony Blair celebraba todavía su victoria cuando sus coterráneos le cayeron encima por aceptar un aumento salarial del 40 por ciento. La oposición, los sindicatos y los medios de comunicación se sintieron ofendidos a pesar de ser el primer aumento que Blair acepta en cuatro años. Los demócratas liberales le calificaron de “hipócrita” por mantener su salario bajo durante toda la campaña y subirlo cuando supo que había ganado. Los sindicatos oficiales se enfurecieron porque Blair no aplicara para sí lo que predica para ellos en su política de recorte del sector público. La actitud de Blair pareció confirmar aquello de que “el cura predica pero no se lo aplica”.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.